jueves. 29.02.2024

Un padre saudí se ha negado a permitir que su hija se casara con un marido obeso, el hombre debería perder 55 kilos antes de que aceptase la propuesta. El aspirante a novio alegó que su peso era de 145 kilos cuando quiso casarse con su vecina.

Sin embargo, el progenitor de la mujer manifestó que tenía que pesar 90 kilos para que el matrimonio llegara a buen fin. "Durante los últimos tres años, he estado trabajando duro para reducir mi peso", explicó el pretendiente al diario saudita de la Meca.

"Hago ejercicio físico con regularidad y sigo una dieta sin descanso, pero sólo fui capaz de perder 25 kilos. Volví a la familia, pero el padre sigue rechazándome ya que 120 kilos no era el peso que esperaba. Insistió en que pierda 30 más, debía dealcanzar los 90 kilos antes de aceptar el matrimonio".

Un Informe de salud del año pasado reveló que la obesidad se estaba convirtiendo rápidamente en una de las principales causas de preocupación sanitaria en Arabia Saudita con el 70 por ciento de los hombres saudíes que sufren sobrepeso mientras que el 37 por ciento de las mujeres sauditas se enfrentan a problemas relacionados con la obesidad.

Según informes, la enfermedad había crecido a un ritmo del 30 por ciento en los últimos 10 años. De acuerdo con los informes de salud del Golfo, cerca de 20.000 personas mueren cada año en Arabia Saudí a causa de enfermedades relacionadas con la obesidad.

Un padre de Arabia: "Usted es demasiado gordo para casarse con mi hija"
Comentarios