lunes. 15.08.2022

Qatar anuncia que paraliza su economía por el coronavirus

Human Rights Watch pidió a las autoridades qataríes medidas urgentes para proteger a los prisioneros
Una imagen de Doha, capital de Qatar. (EL CORREO)
Una imagen de Doha, capital de Qatar. (EL CORREO)

El Gobierno de Qatar ha ordenado este lunes cerrar todos los negocios y detener todas las actividades comerciales, a excepción de los servicios esenciales, desde este martes hasta el 30 de mayo. La decisión se ha tomado tras celebrarse un Consejo de Ministros extraordinario después de conocerse que en las últimas 24 horas el país había registrado más de 1.300 casos de coronavirus.

Actualmente, el pequeño país del Golfo ha confirmado 33.969 casos y 15 víctimas mortales. El Gobierno ha explicado que tan solo podrán seguir abriendo sus puestos las tiendas de alimentación, farmacias y aquellos restaurantes que dispongan de servicio a domicilio, según ha informado la agencia estatal de noticias de Qatar, QNA.

A su vez, el Ministerio de Comercio e Industria ha confirmado que también podrán seguir funcionando las empresas del sector automovilístico, las de mantenimiento y electricidad, las de reparto, las del sector hotelero y de transportes, así como las sucursales bancarias. Las autoridades qataríes han comunicado a los ciudadanos que deberán instalarse desde el viernes una aplicación de móvil que detecta los posibles riesgos de la pandemia.

A su vez, el número de personas que pueden viajar en un mismo vehículo se limita a dos, a excepción de otros transportes como taxis y limusinas, donde pueden ir hasta tres; y la práctica de deporte tendrá que hacerse en las inmediaciones del hogar y tomando las medidas de seguridad oportunas.

El Gobierno ha anunciado que las penas por incumplir las medidas van desde los tres años de prisión a multas económicas que no deberían superar los 200.000 riales qataríes (unos 50.000 euros).

Por otro lado, Human Rights Watch pidió el lunes a las autoridades penitenciarias de Qatar que tomen medidas urgentes para proporcionar una mejor protección a los prisioneros y al personal penitenciario tras un brote del virus en la prisión central de Doha.

La organización internacional de derechos humanos enfatizó la necesidad de que las autoridades qataríes reduzcan el número de prisioneros para permitir la distancia social y garantizar que todos los encarcelados puedan obtener información y atención médica adecuada. Además de la necesidad de desarrollar protocolos apropiados para la higiene personal y la limpieza, incluida la provisión de capacitación y suministros como mascarillas, desinfectantes y guantes, para reducir el riesgo de la infección.

Qatar anuncia que paraliza su economía por el coronavirus
Comentarios