miércoles 18/5/22

Arabia Saudita decapitó este jueves a un paquistaní que intentó pasar de contrabando heroína en el reino, según informó el Ministerio del Interior, con lo que ya son más de 50 personas las ejecutadas este año.

"Sanaullah Mohammed Amir fue ejecutado en Qatif en la provincia oriental porque intentó contrabandear una gran cantidad de heroína" en el país, aseguró el ministerio, citado por la agencia oficial de prensa saudí.

La sentencia contra Amir fue respaldada por los tribunales supremos y además una real orden se emitió para llevarlo a cabo.

Esta última decapitación hace la número 55 en la nación del Golfo ultra-conservadora en lo que va de este año, en comparación con las 78 que fueron el total de 2013, según un recuento de la AFP.

Un experto independiente de la Naciones Unidas pidió la semana pasada a Arabia Saudita que aplicara una moratoria inmediata.

"A pesar de los llamamientos de los organismos de derechos humanos, Arabia Saudí sigue ejecutando a personas con una regularidad espantosa y en flagrante desconocimiento de las normas del derecho internacional", manifestó Christof Heyns, ponente especial de la ONU sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias.

"Las pruebas son a todas luces manifiestamente injusto. A los demandados a menudo no se les permite ni un abogado y  las sentencias de muerte son consecuencia de confesiones obtenidas bajo tortura", añadió Heyns.

La violación, el asesinato, la apostasía, el robo a mano armada y el tráfico de drogas son castigados con la muerte bajo la versión estricta de la de la sharia islámica en Arabia Saudita.

Arabia vuelve a decapitar, esta vez a un pakistaní por contrabando de heroína
Comentarios