jueves. 25.04.2024

(Texto y foto: Marta Pérez) La hernia de hiato, un problema de salud que hoy en día afecta a un 20 por ciento de la población, puede ser tratada clínicamente y con cirugía obteniendo grandes resultados.

El médico español especialista en digestivo José Luis Gallego, que actualmente presta sus servicios en el Hospital Mediclinic City, ubicado en la zona Healthcare City de Dubai, lleva toda su vida estudiando esta enfermedad y conoce de primera mano las molestias diarias que puede llegar a producir esta dolencia. Lo mejor, también conoce el tratamiento que acaba de una vez por todas con los síntomas.

La hernia de hiato se produce cuando una porción del estómago pasa a la cavidad torácica, produciendo que el contenido gástrico pueda subir con facilidad al esófago, o lo que clínicamente se denomina reflujo gástrico, una enfermedad crónica. La existencia de una hernia de hiato favorece el reflujo gástrico, pero no es su única causa.

Otro de los motivos más frecuentes que pueden causar el reflujo gástrico es el mal funcionamiento de la válvula que separa el esófago del estómago, haciendo que parte del contenido ácido del estómago, e incluso la bilis, pase al esófago, cuya mucosa no está preparada para el pH ácido de estos líquidos gástricos.

Síntomas

“El principal síntoma que puede provocar una hernia de hiato o reflujo gástrico es la obesidad y el sobrepeso; es muy importante que antes de comenzar cualquier tratamiento se pierda peso y se estudie la nueva situación”, afirma Gallego a este periódico.

Sufrir de reflujo, ardor o quemazón, la repetición de las comidas, sean o no de alimentos fuertes, la facilidad para vomitar, las regurgitaciones y la dificultad respiratoria son los principales síntomas que nos pueden hacer pensar que debemos consultar a un especialista, sobre todo si sufrimos algunos de estos síntomas dos o más veces durante la semana.

Tratamiento médico

Empezar a tratar la dolencia en casa es la primera opción para muchas personas y, en este sentido, Gallego hace hincapié en llevar una dieta sana.

“Hay que dejar las comidas copiosas, muy especiadas o con picantes; el café, las bebidas gaseosas, el tomate, el chocolate, las grasas y, sobre todo, dejar de fumar”, señala el médico.

Para los males como el ardor, la quemazón y la regurgitación se aconseja al paciente tomar medicinas que quiten la acidez o que vacíen el estómago. Tras las comidas es importante no tumbarse sin haber repostado dos o tres horas. “Es conveniente elevar la cama unos 10 centímetros, se puede hacer con unos tacos de maderas o ladrillos colocados en las patas delanteras de la cama para conseguir una inclinación de todo el tronco”, agrega.

Si a los tres meses de practicar esta serie de medidas no desaparecen las dolencias es hora de dar el siguiente paso. “Hay gente que controla los síntomas con este tratamiento y les va muy bien, pero existe otro grupo que no es capaz o no quiere llevar una dieta de por vida. Estos son los que deben pensar en operarse”.

La cirugía

Mediante la intervención quirúrgica se pretende conseguir que el malestar del paciente cese para siempre y que pueda llevar una vida con total normalidad.

La cirugía laparoscópica avanzada es el método adecuado para hacer desaparecer la hernia de hiato y el reflujo gástrico, mediante la construcción de un nuevo mecanismo valvular sobre el esófago utilizando el propio estómago doblado sobre sí mismo, sin abrir el abdomen o realizar una gran incisión. Esto requiere una alta especialización técnica y tecnológica, de la cual no disponen todos los cirujanos ni todos los centros, pero que gracias al doctor Gallego se puede realizar ya en Dubai.

El resultado

“El ingreso en el hospital es de 24 horas y tras la operación se puede hacer vida normal en una semana. No existen grandes complicaciones, ni riesgos o gran dolor. La recuperación es mucho más rápida que si se utiliza la cirugía tradicional”, señala Gallego.

Además, los resultados son muy buenos. La cirugía laparoscópica avanzada garantiza que 19 de cada 20 personas operadas eliminan la hernia de hiato y el reflujo gástrico de sus vidas, con un índice de éxito superior al 90 por ciento.

Para más información o consulta sobre casos concretos se puede contactar con el doctor José Luis Gallego en el teléfono +971 4 435 9999 o vía email: [email protected].

Descubra las claves para hacer frente a la hernia de hiato
Comentarios