lunes 24/1/22

El primer ministro de Malasia, Najib Razak, confirmó este lunes lo que todo el mundo se temía: que el desaparecido vuelo MH 370 se estrelló en el océano Indico. Así lo anunció tras el análisis de unos nuevos datos del satélite Inmarsat, al que el avión enviaba automáticamente una señal cada hora incluso después de la desconexión de sus sistemas de transmisiones, según informa Pablo Manuel Díaz para el periódico ABC.es.

«Con gran tristeza y pesar, debo informar de que, de acuerdo con estos nuevos datos, el avión voló a un lugar remoto, lejos de posibles pistas de aterrizaje, y acabó al sur del Océano Indico», señaló el primer ministro, con rostro serio, acompañado del titular de Transportes y cara visible de esta crisis, Hishammudin Hussein.

Nada más conocer la noticia, los familiares de los pasajeros rompieron a llorar desconsolados en el Hotel Metropark Lido de Pekín, donde la compañía Malaysia Airlines los había alojado tras desaparecer el vuelo mientras cubría la ruta entre Kuala Lumpur y la capital china el pasado día 8. De los 227 pasajeros que iban a bordo, 153 eran chinos. Desde el principio, los familiares se han mostrado muy críticos con la aerolínea y con el Gobierno de Malasia por la falta de información, que les ha llevado a enfrentarse con sus responsables e incluso a amenazar con una huelga de hambre.

A pesar de esta confirmación oficial del accidente, aún no se han encontrado restos del aparato, que se están buscando en una zona de 59.000 kilómetros cuadrados del Océano Indico a 2.500 kilómetros al suroeste de la ciudad australiana de Perth. Aunque satélites espaciales y aviones han detectado objetos que podrían pertenecer al avión, los barcos desplazados aún no han podido recogerlos para confirmar que son del avión desaparecido.

Con 239 personas a bordo, el vuelo MH 370 de Malaysia Airlines se perdió en el radar poco después de despegar de Kuala Lumpur y, tras cortar sus sistemas de transmisiones, se desvió de su ruta y siguió un rumbo completamente distinto. Un misterio que ha dado lugar a todas las hipótesis posibles, desde un secuestro hasta un fallo mecánico pasando incluso por el suicidio de los pilotos, y que no será desvelado hasta hallar el avión y abrir su caja negra.

El avión de Malaysia terminó en el sur del Océano Índico sin supervivientes
Comentarios