domingo. 02.10.2022

Irán suspendió hoy los vuelos a Arabia Saudita para realizar la procesión musulmana del Umrah, en represalia por el alegado acoso sexual de policías del reino árabe a dos peregrinos adolescentes en la ciudad de Yedah, según informa Prensa Latina.

El ministro iraní de Cultura y Guía Islámica, Ali Jannati, confirmó que la Organización de Peregrinaje y Hajj (procesión mayor del Islam) ordenó cancelar provisionalmente todos los viajes que cada año realizan unos 500.000 feligreses del país persa a La Meca y otros lugares santos sauditas.

La medida se mantendrá hasta tanto el Gobierno wahabita castigue a los policías que ultrajaron sexualmente a dos adolescentes en el aeropuerto de Yedah hace poco más de una semana, según denuncias avaladas por varios devotos que aseguraron ser testigos del incidente.

Jannati señaló que las autoridades de Riad prometieron incluso castigar con pena de muerte a quienes ofendieron a los dos adolescentes en Yedah, pero hasta ahora no hicieron nada en ese sentido.

Según el Ministro, numerosos clérigos iraníes expresaron su preocupación por el caso y creen que los funcionarios sauditas usualmente tratan con modos inapropiados a los peregrinos durante la Umrah, una procesión opcional para los musulmanes y que puede realizarse en cualquier momento del año.

Aunque incluye algunos de los rituales del Hajj, la Umrah se considera un acto de fe menor respecto a la marcha multitudinaria que figura entre los cinco pilares del Islam y que todo creyente debe efectuar al menos una vez en la vida, si tiene salud y medios económicos.

El sábado, más de 500 personas se concentraron frente a la representación diplomática del reino wahabita en esta capital para protestar por el agravio y demandar una disculpa formal al Gobierno iraní.

Además, la cancillería presentó una queja a su similar de Arabia Saudita por el incidente que calificó de vergonzoso, y también convocó al encargado de negocios del reino para expresar la protesta de forma verbal y escrita.

La denuncia del acoso sexual a los peregrinos adolescentes acentuó tensiones en las habitualmente complicadas relaciones entre Riad y Teherán, las principales potencias de la región del golfo Pérsico y rivales confesionales por su predominio entre sunnitas y chiitas, en ese orden.

El ambiente se halla enrarecido desde hace tiempo por causa de los conflictos en Siria e Iraq, pero se agravó más tras la denominada Operación Tormenta Decisiva que Arabia Saudita lidera junto a otros países sunnitas contra el movimiento yemenita Ansar Allah, de doctrina islámica chiita.

Irán también convocó en días recientes al encargado de negocios del reino wahabita aquí para protestar por aseveraciones de voceros militares sobre su supuesta asistencia militar y logística a los insurgentes de Yemen.

Irán suspende los viajes a Arabia Saudita para peregrinación anual
Comentarios