miércoles 25/5/22

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, ha manifestado a su llegada a la cumbre de Newport que "la comunidad internacional en su totalidad tiene la obligación de parar el avance del Estado Islámico", según informa el diario ABC en una noticia firmada por el periodista E. Villarejo.

Rasmussen se manifestó confiado en que los aliados considerarán "seriamente" cualquier petición de ayuda proveniente del Gobierno iraquí para proveer "actividades de entrenamiento" en la lucha contra los yihadistas, como ha venido haciendo la OTAN en el pasado.

El exprimer ministro danés, cuyo mandato al frente de esta Alianza Atlántica de 28 países concluye el próximo octubre, aseguró que «hasta el momento el Gobierno de Irak no ha pedido asistencia, si lo hiciera, estoy seguro de que los aliados de la OTAN estudiarán seriamente esta petición».

EE UU inició el pasado 8 de agosto bombardeos puntuales -unos 110 ataques aéreos hasta ahora- con el objetivo de debilitar las posiciones yihadistas. A la posición de mayor dureza contra el Estado Islámico se sumó ayer el primer ministro británico, David Cameron, aunque sin explicitar ese apoyo.

Los Veintiocho países de la OTAN empezaron este jueves en la ciudad galesa de Newport su cumbre bianual, en la que abordarán la fase final de la intervención aliada en Afganistán y la crisis en Ucrania, además de la amenaza yihadista del Estado Islámico (EI) en Irak, según informa la Agencia EFE.

Los líderes de Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania e Italia y el presidente de Ucrania, Piort Poroshenko -en la imagen-, se reunieron este jueves para abordar la situación de crisis que vive Ucrania en el marco de la cumbre de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

El primer ministro británico, David Cameron, anfitrión del encuentro, y el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, dieron la bienvenida a los jefes de Estado o de Gobierno, entre ellos el presidente de EE UU, Barack Obama; la canciller alemana, Angela Merkel, el presidente francés, François Hollande, y el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy.

La OTAN, dispuesta a parar el avance del Estado Islámico
Comentarios