domingo. 23.06.2024

Las militantes saudíes que reclaman el derecho a conducir decidieron evitar la confrontación con las autoridades este sábado, prosiguiendo su campaña pero sin hacer del 26 de octubre una fecha simbólica, tras fuertes presiones por parte del gobierno, según informa una noticia de Terra.

Varias militantes dijeron que habían recibido llamadas del ministerio del Interior, pidiéndoles que no tomaran el volante este sábado, en el único país del mundo donde tienen prohibido conducir un vehículo.

El portavoz del ministerio recordó el jueves que las mujeres tienen prohibido conducir, y advirtió que se aplicaría la ley “a quienes la vulneren”, en un país regido por una versión ultraconservadora del islam sunita, el wahabismo.

El viernes, el portavoz advirtió también que aquellos que apoyen la campaña en las redes sociales se exponen a una pena de hasta cinco años de cárcel.

Incluso el imán de la Gran Mezquita de La Meca, el jeque Usama al Jayat, intervino en la polémica, al lanzar el viernes en su sermón una advertencia contra “los eslóganes que contienen reivindicaciones susceptibles de amenazar la paz social”.

“Por precaución y respeto a las advertencias del ministerio del Interior, y para evitar que la campaña sea aprovechada por otros grupos, pedimos a las mujeres que no conduzcan mañana (sábado) y transformen la iniciativa del 26 de octubre en una campaña abierta por el derecho de las mujeres a conducir”, declaró a la AFP, una activista, Najla Al Hariri.

“La fecha era meramente simbólica. Las mujeres empezaron a conducir antes del 26 de octubre, y seguirán haciéndolo después de ese día”, declaró otra militante, la bloguera Eman Nafjan.

La campaña había sido lanzada en las redes sociales. Más de 16.000 personas firmaron en Internet una petición por el derecho de las mujeres a conducir, en la web oct26driving.com, hasta que ésta fue bloqueada hace dos semanas.

Para este sábado no había ninguna directriz clara, aunque algunas militantes podrían desafiar la prohibición y salir a la calle al volante de su coche.

Las organizadoras de la campaña destacaron desde el comienzo que no están llamando a ninguna manifestación, y que lo que piden es que las mujeres tomen el volante individualmente.

Su objetivo es evitar lo ocurrido en 1990, cuando un grupo de mujeres desfiló en coche en Riad y fueron detenidas.

En las dos últimas semanas, más de 50 mujeres han respondido al llamamiento y han colgado en Internet vídeos en los que se les ve conduciendo.

En un comunicado, Amnistía Internacional lamentó “las llamadas y amenazas en Internet, las prohibiciones arbitrarias de viajar, y el hecho de que se obligue a activistas y a miembros de su familia a comprometerse por escrito a no conducir”.

En Arabia Saudí, las mujeres necesitan la autorización de un tutor varón, padre, hermano o marido, para viajar, trabajar o casarse.

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU pidió al reino que ponga fin a las discriminaciones contras las mujeres.

Mujeres saudíes exigen en la calle poder conducir