jueves. 20.06.2024

Abu Dhabi se encuentra en estos momentos sumergido en la construcción del segundo reactor de la primera planta nuclear árabe, que se está llevando a cabo gracias al consorcio con la firma nuclear coreana, según ha informado el diario The National.

Yoon Sang-Jick, el ministro surcoreano de Comercio, Industria y Energía, se ha desplazado hasta el lugar de la construcción: Barakah, en Al Gharbia. El motivo de la visita es la celebración de una ceremonia en la que el coreano será flanqueado por funcionarios de los Emiratos Árabes Unidos a cargo de la planta, de 20 mil millones de dólares y que se espera que abastezca hasta una cuarta parte de las necesidades energéticas de Abu Dhabi en la próxima década.

“Hasta ahora, este es el despliegue de proyecto más agresivo empezado desde cero”, declaró Hamad Al Kaabi, representante permanente de los Emiratos Árabes en la Agencia Internacional de la Energía Atómica y miembro del directorio de la Autoridad Federal de Regulación Nuclear.

“Teniendo en cuenta lo que sucedió con Fukushima y la atención que la comunidad internacional presta a la seguridad nuclear, poder seguir con el plan inicial y también adaptar las lecciones aprendidas a medida que avanzamos, sí que es un gran logro”, continuo. “Si uno mira hacia atrás, hace cinco años no teníamos la posibilidad de realizar la misma evaluación técnica de lo que es factible”.

“Hoy, después de cinco años cumpliendo plazos a través de la planificación y el trabajo adicional, hemos demostrados el calendario de despliegue más rápido de energía nuclear de la historia”.

Los avances en la planta de energía están siendo observados de cerca en todo el mundo por una serie de primicias.

Es la primera planta nuclear y hasta ahora la única, que ha conseguido un contrato nuclear con Corea del Sur en el extranjero, aunque el país está ávido de más proyectos nucleares.

Los Emiratos Árabes Unidos es también el primer país que se ha embarcado en la energía nuclear desde la crisis de 1986 de la planta de Chernobyl de la antigua Unión Soviética.

“Este acontecimiento subraya lo serio que se manifiesta Emiratos Árabes con su programa nuclear”, apuntó Mark Hibbs, asociado al programa de política nuclear de la Fundación Carnegie para la Paz Internacional.

“La gestión y el liderazgo del país quiere ser ejemplo en el mundo de cómo un país con relativamente pocos recursos técnicos en esta área va a desarrollar este tipo de tecnología”, agregó.

El Sr. Yoon es jefe recién nombrado de un ministerio que combina el conocimiento de la economía de Corea del Sur con la cartera financiera energética del Ministerio de Asuntos Exteriores y Comercio. Korea Electric Power Corporation, la empresa nuclear estatal, es el contratista principal para los cuatro reactores programados a entrar en funcionamiento en Abu Dhabi entre 2017 y 2020.

El primer reactor, programado para completarse en 2017 y cuya construcción comenzó el pasado julio, se perfila como una grúa enorme bajo anillos de acero de tres metros que formará la cúpula principal del reactor. El segundo reactor se encuentra en una etapa anterior listo para el primer vertido de hormigón, que se presenta como la base del reactor.

A principios de este año Emirates Nuclear Energy Corporation presentó unas 10.000 páginas de solicitud de licencia de construcción para el tercer y cuarto reactor. Unas 1.000 páginas más de la solicitud que formara parte de los dos primeros reactores aprobados en julio.

Otros dos hitos permanecen. El primero es la aprobación del Consejo Ejecutivo del financiamiento de la planta, un paquete de créditos para la exportación de Corea y América, así como los préstamos bancarios internacionales y los fondos estatales de Abu Dhabi.

Una tarea que se presenta más a largo plazo es la elaboración de una estrategia para el tratamiento de residuos radiactivos durante cientos de miles de años. Las opciones incluyen la construcción de un depósito subterráneo de residuos en los Emiratos Árabes Unidos, que ya se está probando en Suecia, Finlandia y Francia, que cuenta con el envío de los residuos al país que suministra el combustible, una práctica aún no probada.

El programa nuclear civil de los Emiratos Árabes Unidos será uno de los principales impulsores de la diversificación económica de Al Gharbia, de acuerdo con el Consejo de Desarrollo de la Región Occidental.

Al Gharbia, que constituye el 60 por ciento de la superficie total del emirato de Abu Dhabi y el 51 por ciento de la tierra de los Emiratos Árabes Unidos, incluye siete ciudades: Liwa, Madinat Zayed, Ghayathi, Ruwais, Mirfa, Sila y la isla de Delma. Además, aporta el 45 por ciento del PIB del país, principalmente a través del sector petróleo y gas.

El segundo reactor nuclear de Abu Dhabi, en construcción