miércoles 25/5/22

El Gobierno de Qatar y funcionarios de la comunidad de la India han llamado a la calma después de un incidente producido en el centro comercial Safari en el que un joven fue atacado por una multitud enfadada por que supuestamente insultó al Islam, según publica Doha News.

Los representantes de ambos grupos se reunieron en una asamblea de emergencia para discutir los hechos. Aunque no existe una versión oficial del ataque, un vídeo (pinchar para visualizar) de los sucedido fue compartido por las autoridades.

Las imágenes muestran una multitud de al menos un centenar de hombres rodeando a alguien que se encuentra en cuclillas contra una pared. Se escuchan gritos, golpes y puñetazos sobre una persona, mientras que algunos otros tratan de defenderse. Muchos de los testigos filmaron el ataque. De acuerdo con los líderes de la comunidad, el joven agredido ha sido hospitalizado.

En declaraciones a Doha News, un expatriado indio dijo que la víctima fue acusada de haber publicado comentarios provocativos en malayalam sobre el Islam y el Profeta Muhammad. Cuando fue descubierto en el centro comercial, varias personas lo abordaron y comenzaron a hacerle preguntas acerca de su mensajes, manifestó Niyas Yusuf.

Yusuf, en una carta abierta a la comunidad india de Qatar denunció la agresión,"lo que se hizo fue un error, esos actos de violencia y ataque de la turba en nombre de la religión no deben ser alentados. Nunca ocurrió aquí antes y no debe volver a ocurrir".

El Ministerio del Interior y líderes de la comunidad India de Qatar se hicieron eco de este sentimiento, instando a los residentes a no tomar la justicia por su mano.

Girish Kumar, el presidente del Centro Cultural de la India en Qatar, manifestó a Doha News que, "el gobierno tiene algunas preocupaciones serias. El mensaje es que nadie debe, en ningún caso, intervenir de esta manera. El público no debe castigar, su deber ante cualquier problema es informar inmediatamente a las autoridades".

Tras la reunión organizada por la Embajada de la India que incluyó representantes de varios grupos de la comunidad y funcionarios del gobierno, Kumar aclaró que el Ministerio del Interior puede iniciar una investigación sobre los individuos que asaltaron al hombre.

Agregó que no estaba claro si la víctima era en realidad la persona responsable de la publicación de cualquier material provocativo en línea.

El líder de la comunidad también denunció tanto los insultos en línea como el posterior asalto, pidiendo a los expatriados que respeten las reglas de su país anfitrión.

De acuerdo con un informe del Departamento de Estado de Estados Unidos sobre religión , en Qatar, insultar a cualquier religión es punible con hasta siete años de prisión. Eso incluye difamar, profanar, o cometer blasfemia contra el Islam, el cristianismo o el judaísmo. Además, la ley establece una pena de prisión de un año o multa de 1.000 QR ($ 275) por producir o hacer circular materiales que contengan eslóganes, imágenes o símbolos difamando esas tres religiones.

La nueva ley contra el cibercrimen en Qatar también dicta que es ilegal que los residentes lancen contenido en línea que se considere perjudicial para los "valores sociales" del país o "del orden general".

La aprobación de esta ley ha llevado a muchos a andarse con más cuidado en las redes sociales. En febrero, un profesor en una escuela india dimitió en Qatar después de compartir una caricatura provocativa del primer ministro indio Narendra Modi en su página de Facebook.

Aunque sus acciones no eran técnicamente ilegales, algunos padres se opusieron, y llamaron a la escuela india MES para quejarse.

Un expatriado, atacado en Qatar por presunto insulto religioso
Comentarios