jueves 27/1/22

Una hermosa mujer yemení que se divorció tres veces de un marido rico se negó a volver con él y decidió quedarse con su nuevo marido pobre y mudo.

El marido rico habría pagado 100.000 riales, unos 3.000 euros, al marido mudo para casarse con su mujer de la que se había divorciado, por lo que se le permitiría volver a casarse con ella bajo la ley islámica, que prohíbe a un marido volver a casarse con su exesposa si ella se divorcia por tercera vez a menos que ella se case con otro hombre y se divorcie.

El hombre mudo aceptó la suma, que él consideraba una gran riqueza, con la condición de que se divorciaría de la mujer un mes después de casarse con ella.

El diario en lengua árabe 'Al Rai' informó que el rico marido eligió al mudo de 35 años de edad para casarse con la joven de 28 años, alegando que él es pobre y estaría de acuerdo en divorciarse de ella.

Pero al final del mes, el mudo se negó a poner fin al matrimonio.

La joven divorciada aseguró también que prefería quedarse con su marido discapacitado antes que volver con el rico, comunicó el diario según un informe de la capital yemení, Saná.

El hombre rico y despechado presentó una demanda judicial, pero perdió el caso después de que el juez sentenció que el matrimonio entre la mujer y el hombre mudo era totalmente legal.

Una joven Yemení prefiere al marido pobre y mudo antes que al marido rico
Comentarios