domingo. 07.08.2022

El contable de la Oficina Comercial de España en Riad se declara en huelga de hambre

El trabajador exige que un compañero, tras 38 años de servicio, reciba el finiquito que establece la legislación laboral en Arabia Saudita
Pazo de Santa Cruz, sede do Ministerio de Asuntos Exteriores e de Cooperación
Pazo de Santa Cruz, sede do Ministerio de Asuntos Exteriores e de Cooperación

Juan Ramón Martín Menoyo, administrativo contable de la Oficina Comercial de España en Riad (Arabia Saudita), inició hace 12 días una huelga de hambre indefinida en protesta por "la arbitrariedad, abusos de poder hacia los ciudadanos, la ley y los empleados públicos, que se suceden en el Servicio Exterior español". Martín Menoyo mantiene que "otro servicio exterior es posible".

"Un servicio exterior moderno y eficaz, donde no se dilapiden fondos públicos, se respete a los empleados, que esté verdaderamente al servicio del ciudadano y no para que determinados altos funcionarios se sirvan de su puesto. Tengo experiencia ayunando y apoyando huelgas de hambre y me veo con fuerzas y reservas. Estoy tomando bebidas isotónicas, aguas y jarabe de arce, exclusivamente", explica el trabajador.

El Servicio Exterior español lo componen las Embajadas, Consulados Generales, Oficinas Comerciales, Agregadurías de Defensa, AECID y oficinas de turismo. Hay representación en al menos 118 países y más de 6.000 funcionarios y otros tantos contratados laborales.

Este trabajador de la Administración española en el exterior lleva 12 años como contable en la Oficina Comercial de Riad, en una posición confortable, a pesar de que Arabia Saudita no sea el mejor destino del mundo, y con un buen sueldo, aunque lleven 7 años sin un aumento que compense el incremento del coste de la vida.

"La gota que ha colmado mi vaso ha sido la reciente negativa a abonar la indemnización a mi compañero de la embajada en Riad, Abdulatif Haj Kheder, quien tras casi 38 años de servicio como traductor solicitó la indemnización de fin de servicio que le correspondía según lo que determinaba la legislación saudí, su contrato, y artículos de la propia legislación española. A pesar de ello, los responsables del Ministerio de Asuntos Exteriores, rechazaron abonarle la indemnización, dando argumentos sin la menor base legal, lo que constituye un caso claro de prevaricación", explica Martín al sitio web lamarea.com.

"Los contratados laborales en el Exterior de la Administración española no puedan elegir a sus representantes sindicales. Y eso a pesar de sentencias condenatorias contra la Administración, de la Audiencia Nacional y del Supremo de finales de 2013 y de pronunciamientos de organismos internacionales", añade Martín.

Por otro lado, Martín Menoyo denuncia "las convocatorias de selección de contratados laborales en el Exterior". Según asegura "el funcionamiento de estos procesos se ajusta bastante a la arbitrariedad y abusos de autoridad. Los puestos se anuncian en el sitio web del Ministerio de Asuntos Exteriores o del ICEX, pero en el caso del primero, se exige que los candidatos se desplacen al país donde se convoca el puesto para examinarse, sin dar la opción, razonable y técnicamente viable de examinarse en España. Esto descarta a muchísimos aspirantes que no pueden permitirse los gastos, o que no pueden acceder al país por los requisitos para conseguir visado, como es el caso de Arabia Saudita".

 Para abandonar la huelga de hambre solicita:

-Que se abone la indemnización del traductor Abdulatif, que se respete la legislación española y las cláusulas de los contratos de todo el personal público en el exterior.

-Que los contratados laborales en el exterior puedan elegir sus delegados sindicales en sus circunscripciones y que puedan ejercer efectivamente su acción sindical como marca la ley. 

-Que se implante de manera inmediata un sistema de control, inspección y supervisión eficaz, que sirva para garantizar el cumplimiento de las distintas normativas aplicables y contrapesar el excesivo poder que ostentan en el actual modelo el cuerpo de diplomáticos y de técnicos comerciales. 

El contable de la Oficina Comercial de España en Riad se declara en huelga de hambre
Comentarios