sábado. 24.02.2024

Las cámaras desplegadas en el desierto por la Agencia de Medio Ambiente de Abu Dhabi (EAD) tomaron fotos del puerco espín crestado y del zorro de Rüppell ( Vulpes rueppellii), que fueron registrados por última vez en la base de datos ambientales de la agencia hace 13 años.

El puerco espín crestado, conocido por los científicos como Hystrix cristata, puede pesar hasta 18 kilogramos y es el roedor más grande en el Medio Oriente. El animal es nocturno y se esconde en madrigueras, lo que lo hace particularmente difícil de detectar. Si bien hay poblaciones conocidas en Arabia Saudita y Omán, en Emiratos Árabes Unidos, el puercoespín ha sido pocas veces avistado con registros en su mayoría procedentes de los beduinos a principios del siglo XX.

La agencia utilizó cámaras trampas, estos aparatos se activan de forma remota gracias a diferentes tipos de sensores o haces de luz como disparador.

Se creía que el puercoespín estaba técnicamente extinto en Abu Dhabi hasta que, en diciembre de 2017, los científicos de EAD encontraron huellas y plumas en un sitio en la región de Al Dhafra. Se desplegó un conjunto de cámaras trampa en el sitio y, en el mismo mes, el equipo capturó imágenes de la especie difícil de conseguir. En este momento, este es el único lugar conocido de esta especie en el emirato de Abu Dhabi.

Por su parte, el zorro de Rüppell, también conocido como Zorro del desierto, es una de las tres especies de este animal que se encuentran en EAU. Es de color pálido con orejas grandes como murciélago, un hocico corto y una cola grande y tupida. Es pequeño, pesa menos de dos kilogramos, vive en cuevas y se alimenta de pequeños mamíferos, reptiles e invertebrados.

Esta especie se considera muy rara y difícil de detectar. La base de datos de EAD tiene registros del Zorro de Rüppell desde principios de la década de 1990 y el último avistamiento confirmado se registró en 2005. En busca de nuevas pistas, los científicos de EAD desplegaron cámaras trampa en dos lugares donde el animal había sido avistado anteriormente. Un año después, el esfuerzo valió la pena y se observó a un animal en un lugar de la Región Occidental.

La agencia utiliza más de 35 cámaras trampa para monitorear hábitats ecológicamente sensibles y áreas protegidas. Uno de los objetivos del proyecto ha sido redescubrir especies históricas. Esto implicó revisar registros en la base de datos ambientales de Abu Dhabi. Una vez que se identificaron y localizaron los sitios con registros históricos de animales raros, los científicos instalaron cámaras trampa.

La iniciativa consiguió que el equipo registrara más de 17 ubicaciones de gatos de Arena de Arabia, también en la región de Al Dhafra. Anteriormente se pensaba que esta especie estaba en grave peligro de extinción con solo unos cuantos animales aislados.

Fotografiados en Abu Dhabi dos animales que se creían extinguidos
Comentarios