miércoles 19/1/22

Relaciones

"La travesía será menos agobiante si a tu lado hay alguien que siempre te cante"

Rodrigo empezó sus enseñanzas…

Visitaremos el famoso puente colgante, “Suspension Bridge”, de la ciudad de Bristol (en la imagen superior). Es un verdadero símbolo de esa ciudad milenaria, allí aprenderás un gran secreto de liderazgo.

Al elegir el sueño al que te vas a dedicar a perseguir por el resto de tu vida hasta lograrlo, hay algo que debes tener en cuenta y se trata de LAS RELACIONES.

Nadie llega a conquistar el sueño de su vida sin construir lazos fuertes con aquellos que te ayudarán a impulsarte y sostenerte cuando llegues a la cima de la montaña.

Existen dos cosas las cuales debes perseguir hasta el cansancio, la primera de ellas es tu sueño, el propósito de tu vida, y la segunda, con quién vas a compartir ese sueño que tanto anhelas, con quién compartirás tus alegrías y tus derrotas, quién estará allí para levantarte cuando el camino se torne pedregoso y difícil, quién te prestará su hombro para apoyar tu cabeza, quién te ayudará a levantar los brazos cuando el cansancio te doblegue, quién aplaudirá tu triunfo, quién soñará contigo…

La travesía será menos agobiante si a tu lado hay alguien que siempre te cante

Abordamos el tren de las diez de la mañana, Rodrigo trajo un par de cafés y algo de comer, los ventanales del tren eran grandes y a través de ellos se podía contemplar el verde de los campos ingleses que contrastaba con el cielo azul de verano.

Iremos a Bristol a visitar unos amigos muy especiales, -Dijo Rodrigo-, nos tienen preparada una gran sorpresa, estoy seguro que vas a disfrutar de esta gran aventura

Las relaciones son el alma de tus sueños, son la esencia de la vida, aquel que sabe relacionarse con los demás tiene un gran potencial para lograr el sueño de su vida y disfrutar del triunfo.

Rodrigo era un hombre que sabía relacionarse, ya había visto los resultados de sus buenas relaciones con cada persona que hasta el momento de este increíble viaje me había presentado y de aquellos que se acercaban para saludarlo cuando lo reconocían en cada lugar a donde íbamos.

"Toda relación se edifica sobre la base firme de la confianza y generar confianza requiere de mucho tiempo y paciencia"

Rodrigo continuó…

- Las relaciones hay que construirlas y esto toma tiempo, no importa si lo que buscas es una relación comercial, laboral, sentimental o familiar. Toda relación se edifica sobre la base firme de la confianza y generar confianza requiere de mucho tiempo y paciencia.

Generalmente las personas se acercarán a ti por lo que tienes, más no por lo que eres, inicialmente estarán más interesados en lo que tú les puedas ofrecer, más no por lo que tú puedas representar para ellos. Cuando existe un vínculo de unión hacía los demás, la ley de la atracción aparecerá y deberás aprovecharlo para empezar a construir relaciones duraderas que te ayudarán a edificar tu sueño.

Los Williams son el matrimonio que iremos a visitar a Bristol, será un reencuentro muy motivo, estoy feliz de verlos de nuevo después de tantos años, ya están en el ocaso de sus vidas y les envié una carta anunciándoles nuestra visita, así que me pidieron que era muy importante que los visitáramos, esto será un verdadero honor y estoy feliz que tú los puedas conocer. Esta relación de amistad la hemos mantenido durante muchos años y aunque hace mucho tiempo que no los veo, siempre hemos alimentado una buena comunicación entre nosotros, hace años han regresado a Bristol su ciudad natal donde ya están viviendo el otoño de sus años dorados.

Construir buenas relaciones con aquellos que encuentres en tu viaje será de mucha ayuda, siempre tendrás a donde llegar, a quién visitar, con quién hablar y que historias contar cuando se susciten los encuentros.

El tren continuaba deslizándose a gran velocidad sobre los rieles…

Mis pensamientos seguían revoloteando en mi cabeza como oscuras golondrinas buscando un nido donde posar sus huevos…

¡Nada se me ocurría!...

"Cuando se trata de construir relaciones es lo mismo que construir un puente suspendido en el aire"

Parecía que el pensamiento se me hubiera cauterizado. Las ideas sobre el sueño de mi vida se tornaban cada vez más confusas, ahora tenía que pensar y hacer un recuento sobre las relaciones que debía construir sobre la base sólida de la confianza, mis amigos o aquellos a los solía llamar amigos, eran simplemente conocidos o compañeros de algún pasado vivido de algunas clases en claustros ancestrales que el tiempo había disipado y que sólo los recuerdos nublados de sus caras borradas podía distinguir en mi memoria. En fracción de segundos los ojos azules de Sofía, aquella joven que conocí en el pub de Sherlock Holmes, cruzaron por mi pensamiento como voladoras ráfagas de una luz esperanzadora, mientras me servían el café, volví de nuevo a soltar mi mirada a través de los grandes ventanales del tren, como buscando entre los verdes bosques Ingleses que algún “Robín Hood” viniera a mi rescate y lanzara una flecha que trajera aquella idea que necesitaba antes de que el viaje terminara…

Las ideas seguían bombardeando mi mente y de nuevo volví mi mirada a la realidad para no saturar mis vagos pensamientos, decidí entonces respirar profundo y dejar que el viaje continuara su curso…

El tren se detuvo, John y Margaret Williams nos estaban esperando…

- Es un honor tenerlos en nuestra casa, -Dijo John- Margaret y yo estamos muy emocionados de compartir este fin de semana con ustedes…

Las temblorosas manos de John alzaron la copa y su tenue voz brindó por la bienvenida a la que todos al unísono dejamos que el “chin-chin” de las copas respondiera. ¡Salud!

- Espero que no hayan llegado tan cansados del viaje, porque daremos un paseo por la ciudad, hay algunas cosas que queremos mostrarles de Bristol.

– Dijo John-

Los hemos traído hasta aquí –continuó John- para mostrarles el símbolo de Bristol, el famoso “Suspension Bridge”, su construcción data de 1832 y la manera como está construido es muy interesante. A cada extremo del puente hay dos torres que son las bases que miden el ancho exacto del puente, desde allí se erige un cable principal que va hasta la mitad del puente y se eleva en el aire desde donde se descarga otra cuerda que va desde la punta del ángulo que se forma en el aire para poderlo sostener por cada uno de los lados. La clave para mantener el puente suspendido en el aire está en la exactitud de la fuerza que ejercen las cuerdas a cada extremo del puente, desde la base de las torres.

Cuando se trata de construir relaciones es lo mismo que construir un puente suspendido en el aire. Cada persona es como si fuera la torre de cada extremo del puente, que con sus actos ejerce la fuerza necesaria para sostener el puente, el cable representa todo lo que se necesita para mantener la relación: Confianza, respeto, tolerancia, aceptación, comprensión, sacrificio, abnegación, perdón, amor… La medida de las fuerzas debe ser igual en cada extremo, si alguno de los extremos ejerce una fuerza mayor o menor a la medida exacta del puente, este se derrumbará. En los negocios se rompen las relaciones cuando uno de los extremos ejerce la ventaja del dinero sobre el otro extremo, en la amistades se rompen las relaciones cuando uno de los extremos ejerce la ventaja de la confianza sobre el otro extremo, en el amor se rompen las relaciones cuando uno de los extremos ejerce la ventaja del respeto sobre el otro extremo, pero en todos los casos se rompen las relaciones cuando uno de los extremos deja de ejercer la fuerza necesaria para sostener la relación…

"Su vestido se llenó de aire y actuó como un paracaídas, la mujer aterrizó suavemente en el rio y la corriente la arrastró hasta la orilla sana y salva"

Hace muchos años ocurrió un suceso en este puente que conmocionó a toda Inglaterra, a Margaret y a mí nos gusta recordarlo cada que tenemos diferencias:

- Cuando en Inglaterra las mujeres usaban vestidos de faldas anchas y la moda del sombrero de copa alta y bastón era la elegancia que ponía el toque inglés de distinción, una mujer que había sufrido desdichas por parte de su marido, quien era un prominente empresario de la ciudad, se sentía angustiada y desolada hasta el punto de llegar a pensar en quitarse la vida, pero no sabía de qué forma hacerlo, así que un día y sin que nadie lo notara, se arregló con su mejor vestido de enaguas anchas y decidió venir hasta aquí para saltar desde el puente y así acabar con el sufrimiento que le causaba el ver a su marido con otra mujer. Caminó hasta la mitad del puente y en un acto de valentía y desilusión, saltó al vacío. Ese día el viento soplaba con fuerza y para su sorpresa su vestido se llenó de aire y actuó como un paracaídas, la mujer aterrizó suavemente en el rio y la corriente la arrastró hasta la orilla sana y salva-

¡Estallamos en una carcajada!

Rodrigo y John no paraban de reír…

Margaret sonrió y dijo:

- ¡Vamos a casa a tomar el té, el viento ha empezado a soplar con fuerza y hoy no he traído mi vestido de enaguas anchas!...

-----------------------

Capítulo 'Relaciones' del libro 'EL VIAJE', una fascinante travesía por el mundo del liderazgo y el anhelo de realizar los sueños. Escrito por Farid Lozada, CEO de Abbacol, en el año 2015. Si desea adquirir el libro lo puede hacer en este link.

Relaciones
Comentarios