domingo. 03.07.2022

Dos Oruguitas

"La canción nominada al premio Óscar de la Academia de la película 'Encanto', con letra en español,, se refiere al dolor del desplazamiento forzado"
Dos oruguitas
Alma y Pedro, la romántica pareja de jóvenes colombianos que se enamoran durante la noche de las velitas.

En las últimas dos columnas he hablado sobre un tema que me disgusta profundamente, el de la guerra. Actualmente estamos siendo testigos impotentes de la destrucción de un país y de los horrores que deja un conflicto sin sentido, especialmente la tragedia de las víctimas inocentes, muchas que deben escapar de su hogar, dejando su vida para sobrevivir, por caminos inciertos. El drama de los refugiados y desplazados.

De manera más grata, en este mismo espacio, he celebrado sin parar la maravillosa obra animada titulada 'Encanto', un musical con raíces colombianas que ha tenido un éxito universal y que no escapa al drama que mencionábamos. Precisamente la canción nominada al premio Óscar de la Academia de esta película, con letra en español y titulada 'Dos Oruguitas', se refiere al dolor del desplazamiento forzado, de las familias que escapan de los violentos, para encontrar un sitio en donde vivir en paz.

Se trata de una canción muy especial, compuesta por el prodigioso músico Lin-Manuel Miranda y la primera que él ha realizado enteramente en español, interpretada por el cantante colombiano Sebastián Yatra y es el marco sonoro para la escena más dramática de 'Encanto', una de las secuencias más emotivas vistas en el cine en los últimos años, en la cual, en breves minutos relatan la romántica historia de una pareja de jóvenes colombianos, Alma y Pedro, quienes se enamoran durante la noche de las velitas, que se celebra el 7 de diciembre, víspera de la conmemoración de la Inmaculada Concepción, una de las fiestas más tradicionales de Colombia.

Alma y Pedro se casan y su hogar aumenta con la llegada de trillizos, ellos viven de manera apacible en su pueblo, hasta que cierta noche, llega un ejército de hombres violentos que acaban con la tranquilidad, destruyendo todo a su paso. Los jóvenes esposos deben huir en medio de la noche, en medio de la nada, con los otros pobladores, mientras a sus espaldas su pueblo ha sido incendiado, pero los violentos siguen persiguiéndolos y es cuando Alma pierde a su amado Pedro. La escena es un recuerdo lejano, pero cobra sentido cuando en el tiempo presente, la abuela Alma se reconcilia con su nieta Mirabel y deben afrontar, un nuevo reto, volver a comenzar desde cero, cuando la magia se ha ido y los milagros parece que ya no vienen en ayuda de la familia.

Hoy cuando millones de ucranianos, se unen a un grupo infinito de inocentes, víctimas de todas las guerras y conflictos del mundo, esta canción refleja el dolor, pero también representa la esperanza para quienes han salido de sus territorios, no por gusto, sino por extrema necesidad. Cuando el día de la ceremonia de los premios Óscar, sea interpretada, seguramente volverán a caer muchas lágrimas, incluso de personas que no entienden español, pero que se identifican con la historia que describe, la de dos pequeña orugas que sueñan con ser mariposas.

'Dos Oruguitas', es la segunda canción en español, en ser nominada a los premios de la Academia, pero independientemente si gana o no ese galardón, siempre será recordada, por su contenido tan intenso y no hay mejor lengua que el español para los sentimientos.

Para quien no la haya escuchado, o no con toda atención, aquí va, con las mariposas amarillas incluidas:

Con el sincero deseo porque terminen las guerras y no haya más desplazados por la violencia. Aprovecho para anunciar que esta columna, igual que su autor, sale de vacaciones. Hasta la próxima, queridos lectores.

----------------------

Dixon Moya es diplomático colombiano de carrera, escritor por vocación, lleva un blog en el periódico colombiano El Espectador con sus apellidos literarios, en el cual escribe de todo un poco: http://blogs.elespectador.com/lineas-de-arena/  En Twitter a ratos trina como @dixonmedellin

Dos Oruguitas
Comentarios