jueves. 08.12.2022

El equipo de un país inexistente y sus jugadores colombianos

"Si un guionista le presentara a un productor el siguiente argumento para una película es probable que lo rechazaran por inverosímil"

Hasta hace pocos días, si uno escuchaba la palabra sheriff, la mente se desplazaba a las películas del viejo oeste y se visualizaba la figura del comisario, encargado de imponer justicia en un territorio agreste y algo salvaje. Sin embargo, hemos conocido que también es el nombre de un equipo profesional de fútbol que juega en la liga de Moldavia y que además acaba de ganarle al Real Madrid en condición de visitante. He aquí la sorprendente historia de este equipo y sus jugadores colombianos.

Siempre decimos que la realidad se encarga de escribir argumentos más asombrosos que cualquier novela de ficción. Porque si un guionista le presentara a un productor el siguiente argumento para una película, es probable que lo rechazaran por inverosímil. Se trata de un ex espía de la Unión Soviética, convertido en millonario empresario, que se instala en un territorio con aspiraciones de país independiente y decide fundar un equipo de fútbol al que bautiza Sheriff, el cual termina ganando en la UEFA Champions League al club más afamado del mundo, el Real Madrid.

Aunque suene a ficción, es una historia real. El fútbol club Sheriff tiene su base en la ciudad de Tiraspol, localizada en la autoproclamada República de Transnistria (Pridnestrovie en ruso), territorio que en 1990 se declaró independiente de Moldavia, en un conflicto que desde esa época se encuentra en el “congelador” internacional, después de una guerra de dos años.

Uno de los fundadores del equipo es Victor Gusan, de quien no existe mucha información sobre su pasado, contaría con nacionalidad ucraniana, pero no es algo seguro, se dice que fue agente la KGB (la agencia de seguridad y espionaje soviética). Lo cierto, es que en medio del conflicto de Transnistria, el millonario Sr. Gusan apareció fundando varias empresas, bajo un conglomerado llamado “Sheriff Corporation”, que controla buena parte de la economía de Transnistria.

Lo interesante para Colombia, es que al interior de ese club de fútbol, que ha ganado casi todos los campeonatos en Moldavia, hay dos jugadores provenientes de nuestro país, quienes fueron destacados y decisivos en la sorprendente victoria contra el Real Madrid, se trata del defensa Danilo Arboleda y Frank Castañeda, quien es delantero del equipo y su capitán. Nombres que desconocíamos, pero instantáneamente se han vuelto familiares.

Danilo Arboleda, joven vallecaucano de impresionante estatura, 1,91 metros, antes de llegar al Sheriff, había jugado en varios equipos de la primera división de Colombia, como el América de Cali o el Deportivo Pasto, fue el más eficiente de los jugadores del equipo moldavo en el partido contra el Real Madrid. El caleño Frank Castañeda, en cambió nunca jugó en la primera categoría de Colombia, sino en Orsomarso, equipo de segunda división de la ciudad de Palmira, muy cercana a Cali, de donde salió a Senica, equipo eslovaco y de allí al Sheriff, en donde se ha consolidado como goleador y líder indiscutible.

Esta increíble historia revela una realidad muy interesante, la “exportación” de jugadores colombianos de futbol a diversos países del mundo, pero esto será tema de otra columna. Por el momento, sólo resta desearles más éxitos a Danilo Arboleda y Frank Castañeda en esa aventura de tintes fantásticos. En cualquier caso, como no se cansa de repetir Frank Castañeda, los sueños se cumplen, el de Frank, era jugar un día en el estadio Santiago Bernabéu, ganar allí debe ser la gloria. 

---------------------

Dixon Moya es diplomático colombiano de carrera, escritor por vocación, lleva un blog en el periódico colombiano El Espectador con sus apellidos literarios, en el cual escribe de todo un poco: http://blogs.elespectador.com/lineas-de-arena/  En Twitter a ratos trina como @dixonmedellin 

El equipo de un país inexistente y sus jugadores colombianos
Comentarios