lunes. 08.08.2022

El eterno Darío Gómez, así lo negara

Desde joven se inclinó por la poesía y la música y encontró la fórmula del éxito con el despecho, que en Colombia también se conoce como la tusa
Darío Gómez, máximo exponente de la música popular colombiana. (Fuente externa)
Darío Gómez, máximo exponente de la música popular colombiana. (Fuente externa)

Hace unas semanas dedicábamos este espacio al Maestro Alci Acosta, uno de los cantantes colombianos que han trascendido con un estilo muy particular, innovando con una temática, en la que predomina el despecho romántico, el desamor, la pena y la congoja, siendo antecedente de la llamada “música popular”. Hoy nos vamos a referir al máximo exponente de ese género tan denostado como millonario en seguidores y ventas, quien acaba de fallecer, Darío Gómez, DEP.

Es importante aclarar que la música popular colombiana, también llamada música guasca, de cantina o de carrilera (por difundirse en sus primeras épocas por las rutas del tren en Antioquia y el eje cafetero), es de origen rural, de estructura musical muy sencilla, inspirada en ritmos mexicanos como los mariachis y corridos, que tradicionalmente acompañan las veladas con licor. Personalmente no me gusta, porque en cierta manera desplazó a la bella música andina colombiana, como los bambucos o torbellinos, pero este sentimiento personal, no obsta para no destacar a un músico como Darío Gómez.

Darío Gómez, nació con el sino de la tragedia, siendo un jovencito campesino, de manera accidental mató a su padre, cuando intentaba defender a su madre, en un episodio funesto que lo acompañaría siempre. A pesar de las limitaciones, Darío desde joven se inclinó por la poesía y la música y encontró la fórmula del éxito con el despecho, que en Colombia también se conoce como la tusa.  A los 16 años ya había escrito su primera canción en el colegio, luego integraría un grupo con su hermano Heriberto llamado “Los Legendarios”, legendario sería su posterior recorrido.

De manera accidental mató a su padre, cuando intentaba defender a su madre

Durante una carrera prolífica, de muchos éxitos, si hay una canción que consagraría a Darío Gómez a niveles insospechados es “Nadie es eterno”, conocida como “Nadie es eterno en el mundo”, ha sido interpretada por diferentes cantantes latinoamericanos e inspiró una exitosa telenovela de Caracol Televisión en 2007 con el mismo título, cuya protagonista Adriana Bottina interpreta a Wendy, una cantante de música popular, cuyo ídolo es precisamente Darío Gómez. 

Con mi esposa Patricia, recordábamos una simpática anécdota, hace 15 años viajamos a Chicago, mucho antes de sospechar que viviríamos durante una temporada en la ciudad aledaña del lago Michigan, visitábamos a la querida amiga Sarita Valencia, compañera por entonces de carrera diplomática. Pues bien, ella vivía en un barrio multicultural, aunque con poca presencia latina, pero un día, cuando caminábamos con Patricia por sus alrededores, desde la ventana de un décimo piso aproximadamente, nos sorprendió escuchar a todo volumen, una tonada muy conocida, se trataba de “Nadie es eterno”, no pudimos evitar la carcajada.

Dejo dos videos de la canción que le dio tanta celebridad a Darío Gómez, la cual nació precisamente de una visita a un cementerio y le inspiró la letra de esta obra, pieza fundamental de la filosofía popular colombiana, no sólo de la música, sea justo decirlo. El primero es un video además muy curioso, porque mezcla un concierto del artista con tomas de una visita a Europa:

El segundo, es la versión de la actriz y cantante Adriana Bottina para la telenovela que hemos citado:

Darío Gómez, un artista muy particular, que a pesar de su famosa canción, puede decir que sí llegó a ser eterno, al menos en su mundo, Descanse en paz.

----------------------------

Dixon Moya es diplomático colombiano de carrera, escritor por vocación, lleva un blog en el periódico colombiano El Espectador con sus apellidos literarios, en el cual escribe de todo un poco. En Twitter a ratos trina como @dixonmedellin 

El eterno Darío Gómez, así lo negara
Comentarios