jueves 20/1/22

José Ignacio Barraquer, la conexión óptica entre Barcelona y Bogotá

"En cualquier parte del mundo que encuentre una clínica Barraquer, sea en Barcelona, Bogotá o Dubái, en su interior cuidarán de su visión"

Acabo de leer en EL CORREO DEL GOLFO que en Dubái se abrirá un hospital Barraquer de oftalmología durante los próximos meses. El apellido Barraquer tiene un hondo significado en España y en Colombia. Si a uno como bogotano le preguntan qué piensa cuando le dicen esa palabra, automáticamente se lleva la mano a los ojos, pues se trata de una familia dedicada a la salud visual, verdaderos portentos de la medicina.

El patriarca de la familia fue José Antonio Barraquer, quien llevó la oftalmología moderna a España, hermano de Lluis Barraquer, pionero de la neurología clínica y padre de Ignacio Barraquer quien obtuvo reconocimiento mundial por su revolucionaria técnica para la cirugía de cataratas en los ojos. En 1947 se funda en Barcelona el Instituto Barraquer de Oftalmología, que se convertiría en referente mundial. Los hijos de Ignacio, Joaquín y José Ignacio Barraquer, continuaron la obra, estando Joaquín al frente del Instituto de Barcelona y José Ignacio, quien haría historia en Colombia.

José Ignacio Barraquer Moner (en la imagen superior) nació el 24 de enero de 1916 en Barcelona, estudió medicina en su ciudad natal y se especializó en oftalmología siguiendo la tradición familiar. En 1953 deja España y luego de viajar por el continente americano, decide establecerse en Bogotá, en donde fundaría el Instituto Barraquer de América en 1964, la Clínica Barraquer en 1968 y la Escuela Superior de Oftalmología en 1977. La Clínica Barraquer de América se considera un referente mundial de la especialidad médica y su fundador gracias a sus investigaciones y desarrollos se ganó el título de “padre de la cirugía refractiva moderna”.

El Dr. Barraquer como fue conocido cariñosamente en Colombia, fue reconocido con las mayores condecoraciones del país, por su aporte científico al progreso de la nación. Colombia le debe mucho al Dr. Barraquer, así como a sus hijos y quienes han continuado su obra en las instituciones que él fundó. La Clínica Barraquer contribuyó a crear una generación de oftalmólogos colombianos, que pueden considerarse los mejores de América Latina, de hecho, hay toda una corriente de turismo de salud enfocada en los ojos (nunca mejor dicho), de personas que llegan a Bogotá, buscando tratamientos oculares de calidad.

Para quien desee profundizar en la vida y obra del Dr. Barraquer, puede leer la biografía del prestigioso médico titulada “José Ignacio Barraquer Moner. Un maestro de España en América” escrita por Rodrigo Ramírez Ahumada y Alberto Mayor Mora (tuve el honor de tomar clase con el profesor Mayor Mora en la Universidad Nacional de Bogotá), esta edición se lanzó en 2017, con motivo de la celebración del centenario del sabio español.

En ese libro, encontrarán la vida de un hombre valioso no sólo para España y para Colombia, sino para el mundo entero, un científico e inventor, quien desarrolló un microscopio ocular y diversos instrumentos médicos, aparte de sentar las bases de la queratoplastia refractiva que en términos comprensibles, es una cirugía que permite corregir la forma de la córnea y por ende solucionar dolencias como la miopía o la hipermetropía, que hasta ese momento sólo se atendían con lentes, lo cual resultaba frustrante para Barraquer Moner.

Resulta muy interesante el capítulo en el cual, algunos colegas colombianos celosos o temerosos de la llegada del sabio español, intentaron poner trabas jurídicas, considerando que el profesor Barraquer Moner no podía legalmente ejercer la profesión en Colombia, pero afortunadamente el Ministerio de Relaciones Exteriores de nuestro país, respaldó al Dr. Barraquer.

El Dr. José Ignacio Barraquer falleció en Bogotá el 13 de febrero de 1998, sus hijos Francisco Barraquer Coll, Carmen Barraquer Coll y José Ignacio Barraquer Granados continuaron la saga familiar de oftalmólogos. En cualquier caso, Barraquer, ha trascendido su significado de apellido, es una palabra con significado propio: salud para los ojos. Así que en cualquier parte del mundo en que la encuentre, amigo lector, sea en Barcelona, Bogotá o Dubái, en su interior cuidarán de su visión. En Colombia, no necesitamos escuchar más que “la Barraquer” y sabemos de qué se trata, además con profundo agradecimiento.

----------------------

Dixon Moya es diplomático colombiano de carrera, escritor por vocación, lleva un blog en el periódico colombiano El Espectador con sus apellidos literarios, en el cual escribe de todo un poco: http://blogs.elespectador.com/lineas-de-arena/  En Twitter a ratos trina como @dixonmedellin

José Ignacio Barraquer, la conexión óptica entre Barcelona y Bogotá
Comentarios