viernes. 01.07.2022

Tiempo de jugar

Una de las grandes películas favoritas de Gabriel García Márquez que si pueden verla nunca se arrepentirán
Fotograma de la película Playtime.
Fotograma de la película Playtime.

Definitivamente el año 1967 dejó grandes cosas (y personas) para el mundo. Una muestra de ello, una película que no dudo en recomendar y si dudan de mi endeble criterio, es bueno que sepan que era una de las favoritas de Gabriel García Márquez.

En un encuentro virtual, celebrado durante la pandemia por el Centro Gabo dirigido por el amigo Jaime Abello Banfi, el cineasta Rodrigo García Barcha, realizó una charla muy interesante sobre el cine que le gustaba a su padre, el genial escritor colombiano y dentro de la lista que al final dejaré para los curiosos, se encontraba Playtime, película dirigida, escrita y protagonizada por Jacques Tati, extraordinario mimo, actor, escritor y director francés.

La película atiende las preocupaciones temáticas y estilísticas de Tati, especialmente su crítica a la vida moderna y la sociedad de consumo, por lo cual, no es extraño que utilizara a turistas estadounidenses como personajes centrales y quizás por ello el título en inglés. Las películas de Tati, son aparentemente muy sencillas, pero el buen observador encontrará la complejidad de los detalles, como la ausencia de diálogos, pero destacando al mismo tiempo los sonidos ambiente.

Quien haya gozado con las obras corales de Blake Edwards o Luis García Berlanga esta cinta resulta insuperable, especialmente la larga escena del restaurante que me dejó una carcajada permanente con su cadena de ocurrencias. No se puede decir que hay un protagonista, ni que la historia gire únicamente sobre el personaje del Sr. Hulot, la creación de Tati, que apareció en otras películas como “Mi Tío” (1958), que le valió el premio Óscar al mejor filme en idioma extranjero, otra cinta que recomiendo a ojo cerrado.

Cartel anunciador de 'Playtime'.
Cartel anunciador de 'Playtime'.

Playtime es una crítica deliciosa a nuestra manera de vivir y consumir, en la cual a la hora de viajar, muchas veces se descarta visitar aquellos verdaderos legados de las cultura, para concentrarse en las supuestas novedades del mundo moderno. El buen observador, podrá fijarse en los afiches promocionales de varias ciudades en diferentes lugares del mundo que aparecen en una agencia de turismo y encontrarán el mismo edificio, mientras durante la película, se encuentran como reflejos, los verdaderos puntos de interés de París.

La película, una de las más costosas de producir en su época, fue un fracaso de taquilla y dejó en la quiebra financiera a Tati durante varios años, afectando incluso su salud. En donde no ha fracasado ha sido en el ánimo de los espectadores que la han visto posteriormente y que la han llevado a considerarla una de las mejores cintas como lo fue para Gabo, así que si pueden verla, no se arrepentirán.

Con gusto, va la lista de las películas favoritas de García Márquez: Barbarroja (1965), Jules et Jim (1962), Ladrón de Bicicletas (1948), Los Fusiles (1963), Canoa (1976), La Historia de Adele H. (1975), Playtime (1967), Cristo se detuvo en Eboli (1979), Ciudadano Kane (1941), Z (1969), Providence (1977), La Conversación (1974), A la Hora Señalada (1952), Tarde de Perros (1975), Perros de Paja (1971), El maquinista de La General (1926).

-----------------------------

Dixon Moya es diplomático colombiano de carrera, escritor por vocación, lleva un blog en el periódico colombiano El Espectador con sus apellidos literarios, en el cual escribe de todo un poco: http://blogs.elespectador.com/lineas-de-arena/  En Twitter a ratos trina como @dixonmedellin

Tiempo de jugar
Comentarios