martes. 31.01.2023

Busco trabajo para mamás y bebés

¿Qué pensaría un entrevistado, un potencial cliente o qué impresión causaría si acudiera a una feria internacional con mi bebé colgada del canguro?
Bebe junto a su madre haciendo yoga.
Bebe junto a su madre haciendo yoga.

Busco un trabajo para mamás y bebés, no para las mamás solas, sino un trabajo, una actividad, que incluya y vea con buenos ojos también a mi bebé. Quiero que mi hija se adentre en el mundo desde sus primeros meses y yo deseo volver a una actividad cotidiana moderada que incluya a mi hija.

Como explica Jean Liedloff en su libro ‘El concepto del continuum’ “una madre o un padre que sólo se dedica a cuidar de su hijo lo más probable es que se aburra y resulte aburrido para los demás, y no sólo eso, sino que cuide a su hijo de una manera incompleta. Un bebé necesita estar en medio de la vida de una persona activa, manteniendo un constante contacto físico y siendo estimulado por una gran parte de aquellas experiencias de las que el bebé participará en el futuro”.

Mi carrera profesional se ha basado en su mayor parte en estar frente a un ordenador, escribiendo o rellenando un periódico, una revista, un blog; mandando emails o buceando en internet para buscar información. Esta parte la sigo haciendo ahora, meses después de que naciera Noa y, si quiero que ella esté conmigo, inevitablemente tiene contacto con las pantallas de ordenador y del móvil, por las que se siente muy atraída. 

La otra parte de mi carrera profesional se ha basado en ir a hacer entrevistas, fotografías, acudir a reuniones o cubrir eventos. ¿Qué pensaría un entrevistado, un potencial cliente o qué impresión causaría si acudiera a una feria internacional con mi bebé colgada del canguro? Seguramente, la mayoría de la gente me juzgaría y pensaría que eso no está bien, sea cual fuere la razón por lo que pensaran eso.

Quiero permanecer activa y en sociedad, y no solo delante de una pantalla en casa o en un café. También quiero estar con mi hija y compartir con otros padres y otros bebés las experiencias de la vida; estar en contacto con la naturaleza, cultivar, hacer senderos, manualidades, cantar, bailar, hacer deporte, cocinar y, si tengo que acudir a una reunión, que no esté mal visto que vaya con Noa. Liedloff señala que, si eso fuera posible, “los bebés estarían donde necesitan estar: con sus madres; y las madres también estarían donde necesitan estar: con personas de su edad, no cuidando al bebé, sino algo digno de un adulto inteligente”.

Mi bebé y yo contribuimos más a la sociedad trabajando, haciendo voluntariado o alguna otra actividad con más personas que si estamos las dos solas, ya sea en casa o en la calle. Las dos experimentaremos mucho mayor bienestar si nos integramos ya desde sus primeros meses en lo que es la vorágine de la vida, a fin de cuentas, somos seres sociales por naturaleza. Hablemos sobre una sociedad que incluya a los bebés en el ajetreo diario del que, años más tarde, sí o sí, van a acabar formando parte.

Busco trabajo para mamás y bebés
Comentarios