martes. 28.03.2023

Emiratos Árabes Unidos se está consolidando como la capital de la traducción en el mundo árabe, señaló Philip Kennedy, profesor asociado de Estudios Islámicos y Literatura Árabe de Oriente Medio en la Universidad de Nueva York. "Hay una escasez de traducciones del árabe al Inglés," dijo, y agregó que el proyecto tiene el boejtivo de poner a disposición de personas de habla inglesa textos pre-modernos árabes.

Las declaraciones fueron realizadas en una mesa redonda en el marco de la tercera Conferencia de Editores Árabes en Sharjah, donde expertos de renombre internacional destacan iniciativas que respondan a los desafíos de la traducción en el mundo árabe. Haciéndose eco de la observación, la personalidad cultural y de los medios Ali Bin Tamim habló de Kalima, el proyecto de traducción de la Autoridad de Turismo y Cultura de Abu Dhabi que en su día dirigió.

"El proyecto trabajó en el apoyo a las editoriales y en la construcción de relaciones con los traductores", dijo. Asimismo señaló que el proyecto consistió en traducciones en 13 idiomas y la firma de cerca de 1.000 convenios, de los cuales 850 libros ya fueron publicados. Por su parte, Alexandra Büchler, directora de Literatura Across Frontiers, una plataforma europea para el intercambio literario, la traducción y el debate político con sede en Gales, Reino Unido, dijo que su proyecto tiene el fin apoyar el diálogo intercultural a través de la traducción.

Büchler añadió que lo que falta es una mayor coordinación entre los países árabes, el desarrollo de talentos locales, un flujo de información sobre quiénes son los autores y mejor movilidad para que los traductores puedan internacionalizar sus carreras.

Hablando de su experiencia en el campo de la traducción del chino-árabe, Ahmed El Said, director del Bait Al Hikmah de Cultura, Publicaciones, Medios y Traducción que opera en China, Egipto y Emiratos Árabes Unidos dijo que la mayoría de la traducción del árabe es al inglés a pesar de que hay muchas otras lenguas habladas en todo el mundo como el chino. "El cuarenta por ciento de los habitantes del mundo hablan árabe o chino", dijo.

Hizo hincapié en la importancia del papel de los gobiernos. El Said dijo que la crisis de la traducción en el mundo árabe se resume en tres puntos: "¿Qué es lo que traducimos? ¿Quién traduce? ¿Quién dice? Los traductores en el mundo árabe tienen un principal reto de traducir entre dos lenguas que no hablan. Traduzco del chino, que no es mi lengua materna, en árabe clásico, que no es un lenguaje que utilizo en el día a día". Concluyó comentando que el árabe clásico está pasando por una crisis y debe ser protegido.

Emiratos, capital de la traducción en el mundo árabe
Comentarios