sábado. 24.02.2024

La Autoridad de Museos de Sharjah (SMA) conmemora el bicentenario de la construcción del Fuerte de Sharjah con una serie de interesantes eventos, actividades y talleres.

Hasta el mes de diciembre se realizarán recorridos especializados, eventos de aventura y representaciones teatrales con motivo de la ocasión que ofrecerán a los visitantes una ventana a la rica historia y a las narrativas culturales del emirato.

Con motivo del Día Nacional, la entrada al Fuerte los días 1 y 2 de diciembre será gratis y se llevarán a cabo diversos programas culturales y de entretenimiento para todas las edades con el fin de reforzar la identidad nacional, el patriotismo y promover un entendimiento más profundo de la historia moderna de Sharjah, la familia gobernante, la vida cotidiana en el emirato hace 200 años y la historia y restauración del fuerte que condujo a su inauguración oficial en 2015. Este fuerte histórico, construido en 1823, utilizó yeso de color marrón claro y piedra de coral que se encuentra en abundancia en las profundidades del Golfo.

Sus puertas fueron elaboradas con madera de teca, mientras que el techo, que exhibe un impresionante diseño geométrico, se construyó con hojas de palmera y columnas de mangle.

A lo largo de su historia, el fuerte se enfrentó a muchos desafíos, en particular cuando el miembro del Consejo Supremo de Emiratos Árabes Unidos y gobernante de Sharjah, el jeque Sultan bin Mohammed Al Qasimi se enteró durante sus estudios en Egipto en 1969 de su inminente demolición. Esta noticia impulsó su rápido regreso a Sharjah para salvar los restos del fuerte, que eran sólo una torre y dos muros dañados.

Reconstruir el fuerte fue una visión cercana al corazón del jeque Sultan, ya que conservó las puertas principales, la de Al Sabah y la de Al Khazna durante 28 años antes de dirigir su reconstrucción basándose en fotografías históricas. Una vez terminada la restauración, el gobernante enriqueció el lugar con colecciones que narran la historia de la ciudad de Sharjah.

El fuerte cuenta con dos niveles, un espacioso patio central, tres torres defensivas llamadas Al-Mahlousa, Al-Kabis y Musharraf Square, y un balcón principal que alberga la madera del arrepentimiento que anteriormente se usaba para imponer castigos. La planta baja comprende la sala de arrestos que se ha transformado en zona de descanso, la prisión de Mahloussa, la armería y la galería Al Hisn que detalla la historia del edificio y las fases de restauración.

También está la Galería Madbasa, donde los visitantes pueden aprender sobre el proceso de extracción del jugo de dátil, comúnmente conocido como melaza, y la galería Al-Qawasim que brinda información sobre la historia de Al-Qawasim y sus encuentros con entidades regionales y extranjeras.

El nivel superior alberga la Galería Jeque Sultan bin Saqr II, la torre Al-Kabis, la zona de armas, la sala del jeque, Al Ghurfa (una sala dedicada a reuniones con invitados especiales), el balcón y el Majlis dedicado a exhibir documentos históricos y fotografías. 

El sitio también cuenta con el cañón danzante, la lupa de perlas, el lecho real, la moneda de Marduf Al-Qawasim, cartas de los lechos reales somalíes, el tratado de 1820, el soporte del Corán perteneciente al jeque Khalid bin Sultan Al Qasimi, la bandera de los Qawasim, la bandera de ocupación, el cañón naval, un reloj de bolsillo y el pasaporte del jeque Sultan bin Saqr II. Asimismo, custodia el diagrama del linaje y los orígenes de Al-Qawasim, la espada Katara, la diadema de Al-Shatfa y muchos otros objetos históricos.

El pasado mes de febrero, el fuerte se iluminó para el Festival de Luces de Sharjah 2023 y fue sede de las celebraciones de Haq Al Laila y de una variedad de programas, talleres recreativos y culturales tanto para adultos como para niños, incluidos juegos tradicionales, concursos patrimoniales y secciones diversas con comida nacional, diseños de henna, artesanías y un espacio dedicado a la fotografía.

Doscientos años después de su construcción, a pesar de sus innumerables cambios históricos, el fuerte es como un santuario para la población local y centro de esfuerzos políticos, sociales y culturales, el recinto sigue atrayendo el interés de viajeros de todo el mundo como una joya arquitectónica.

El Fuerte del emirato de Sharjah cumple 200 años
Comentarios