viernes. 01.03.2024

El Barcelona mereció sobradamente seguir adelante en la Champions tras ganar por 6-1 al Paris Saint Germain. Maravillosa exhibición de fe, de sentimientos futbolísticos, de creer en una formula de los blaugranas ante el Paris Saint Germain, equipo del emir de Qatar.

La realidad es que el club francés no tiene un dueño multimillonario al uso, ya que pertenece a la Qatar Investment Authority (QIA), un Fondo Soberano de Inversión fundado en 2005 por el anterior emir de Qatar, Hamad bin Khalifa Al-Thani.

El gol de Sergi Roberto, en el minuto 95, desató la locura en el Camp Nou, donde el Barcelona protagonizó una remontada hasta ahora nunca vista en la historia de las competiciones continentales, ya que volteó el 4-0 de la ida con un 6-1 tras conseguir tres goles en los últimos siete minutos.

El Barça creyó cuando peor lo tenía. El PSG se había rehecho, pero entonces apareció el talento y la persistencia del equipo de Luis Enrique, un técnico que desde hace días anunciaba que su equipo tendría su momento en el partido, y no se equivocó.

Con 3-1 en el minuto 88, la suerte parecía echada en favor de los parisinos. Pero entonces Neymar acertó en un perfecto tiro libre (4-1), en la siguiente acción Luis Suárez fue derribado en el área y el brasileño acertó desde el punto de penal (5-1, min.90).

Cinco minutos de añadido dieron para mucho. El Barça se volcó, Gerard Piqué jugó de nueve y Ter Stegen fue a rematar un par de acciones. Cuando el tiempo se consumía, Neymar puso un balón en el área y Sergi Roberto anotó para desatar el delirio en el Camp Nou (6-1, min.95).

El Barça remó y creyó en sus posibilidades desde el primer minuto. Tenía claro cómo y también el talento, pero la empresa era muy compleja, porque prácticamente era un imposible darle la vuelta al 4-0 de París y menos cuando Cavani marcó el 3-1 en el minuto 62.

Luis Enrique no había escondido sus intenciones desde hacía semanas y puso un 3-4-3. Tres centrales y poblar el mediocampo para tener superioridad, que aparecieran sus mejores hombres en ataque, anticipar las acciones en defensa y, sobre todo, tener paciencia.

El Barça firma una remontada histórica ante el equipo francés de Qatar
Comentarios