martes 18/1/22

Agricultores siembran semillas "revolucionarias" en el desierto de Dubai

La pandemia ha vuelto a centrar la atención en la seguridad alimentaria en EAU
El agricultor emiratí Abdellatif Al-Banna camina entre piñas en su inteligente granja en Dubai. (AFP)
El agricultor emiratí Abdellatif Al-Banna camina entre piñas en su inteligente granja en Dubai. (AFP)

Una granja vertical ultramoderna en medio del desierto es un testimonio de la determinación de Dubai de iniciar una "revolución verde" para superar su dependencia de las importaciones de alimentos.

La huerta agrícola de Al-Badia produce una variedad de cultivos de hortalizas en un formato de varios pisos, controlando cuidadosamente la luz y el riego y reciclando el 90 por ciento del agua que utiliza. “Es una revolución verde en medio del desierto”, dijo el director de la granja, Basel Jammal. “A cada planta se le da la cantidad de luz, humedad, calor y agua que necesita. Es como si fuera un huésped de un hotel de cinco estrellas”, dice.

La pandemia de Covid-19, que interrumpió las cadenas de suministro mundiales, ha vuelto a centrar la atención en la seguridad alimentaria en Emiratos Árabes Unidos. el país es rico en petróleo e ingenio, pero que tiene poca tierra cultivable y soporta veranos secos y calurosos. Eso no era un problema hace décadas, cuando la zona estaba escasamente habitada por beduinos. Pero la riqueza generada por los descubrimientos de petróleo desde la década de 1970 envió expatriados a EAU.

Dubai tiene ahora más de 3,3 millones de habitantes de 200 nacionalidades, depende en gran medida del costoso sistema de agua desalada y sus necesidades alimentarias han crecido y se han diversificado. Dubai, al igual que los otros seis emiratos que componen EAU, depende en gran medida de las importaciones, que representan el 90 por ciento de sus necesidades alimentarias según las estadísticas oficiales. Los productos llegan de todo el mundo por aire y al puerto de última generación de Dubai, abasteciendo a los supermercados con una gama que se compara favorablemente con la de cualquier capital occidental.

Pero en una región donde las tensiones geopolíticas con el cercano Irán con frecuencia amenazan con estallar, la seguridad alimentaria y la autosuficiencia a largo plazo son objetivos clave. Hace más de una década, Emiratos Árabes Unidos comenzó a comprar o arrendar tierras agrícolas en el extranjero, principalmente en el este de África, para asegurar el suministro incluso en tiempos de crisis. Los problemas sobre el terreno, incluida la inestabilidad política, lo llevaron a mirar hacia Australia y Europa del Este. Pero la necesidad de abordar su dependencia excesiva de las importaciones ha inspirado otras estrategias, como el almacenamiento y la agricultura de alta tecnología.

Jammal señala a la agencia de noticias AFP que su granja modelo, donde todo está controlado por computadoras, es una "elección para el futuro". “Ya no queremos depender de las importaciones. Queremos producir localmente, todo el año, sin preocuparnos por el cambio climático, las lluvias o la sequía".

Al igual que Al-Badia, están surgiendo una serie de granjas en Dubai y áreas menos desarrolladas como Al-Ain y el emirato montañoso de Ras Al-Khaimah. Abdellatif Al-Banna es otro agricultor independiente que se une a la campaña de innovación, cultiva piñas en invernaderos utilizando hidroponía, sin tierra, y vende su producción a través de una plataforma de Internet. En su granja en Al-Awir, Banna también experimenta con el cultivo de frutas, verduras e incluso trigo en los meses más fríos, produciendo suficiente grano para su familia en lo que espera sea un prototipo.

En otros lugares, no lejos de la costa de Dubái y de los deslumbrantes rascacielos, varias granjas crían vacas en cobertizos con aire acondicionado que ayudan a proporcionar productos lácteos al mercado local. Y en vastos tanques supervisados ​​por una sala de control que duplica los amaneceres y atardeceres de Noruega, el salmón crece en tanques, a pesar del calor abrasador del exterior. Estas granjas son a menudo empresas privadas, pero las autoridades emiratíes las alientan activamente, aclara Omar Bouchehab, presidente del Comité de Seguridad Alimentaria de Dubai. Las autoridades han lanzado un plan para aumentar la producción agrícola nacional en un 15 por ciento para 2021 e impulsar el uso de tecnologías agrícolas.

Al comienzo de la crisis del coronavirus, mientras que muchas ciudades desarrolladas vieron estantes despojados de pasta, productos enlatados y rollos de papel higiénico, Dubai no experimentó ninguna escasez de productos frescos o alimentos básicos. Gracias a los servicios de carga aérea a través de la gigantesca aerolínea Emirates, que reutilizó los asientos de los pasajeros para aumentar la capacidad, Dubai incluso pudo garantizar la reexportación de varios productos alimenticios a sus vecinos.

En Fresh Market, una gran empresa mayorista, los trabajadores transportan y almacenan toneladas de alimentos frescos importados. La directora ejecutiva Redha Al-Mansouri se muestra optimista sobre la seguridad alimentaria del emirato. “Dubai tiene una infraestructura adecuada y un stock capaz de satisfacer sus necesidades e incluso las de los países vecinos”.

Agricultores siembran semillas "revolucionarias" en el desierto de Dubai
Comentarios