viernes. 07.10.2022

Arabia Saudita e Irak aumentan sus ventas de petróleo en Europa

La compañía cisterna saudí Bahri fletó esta semana un superpetrolero para transportar crudo desde el Mediterráneo a Róterdam
Una instalación de Saudi Aramco.
Una instalación de Saudi Aramco.

Arabia Saudita e Irak desvían cada vez más su petróleo crudo hacia Europa. Más de un millón de barriles diarios de crudo llegaron al viejo continente desde Oriente Medio en las primeras tres semanas de julio a través de un oleoducto que cruza Egipto, según datos de seguimiento de buques recopilados por la agencia de noticias Bloomberg. Los volúmenes se han duplicado desde hace un año.

La invasión rusa de Ucrania provocó una reacción en las empresas europeas, y muchas de ellas optaron por cortar tratos con Moscú. Sin embargo, la llamada autosanción generó una pregunta sobre dónde encontrarían suministros alternativos.

Los flujos por tubería están dominados por los envíos de Arabia Saudita, pero Irak también ha aumentado sus entregas. Las empresas pueden realizar entregas en un oleoducto llamado SuMed que cruza Egipto o, si sus barcos son lo suficientemente pequeños, ir directamente a través del Canal de Suez hacia el Mar Rojo. Los cargamentos de Irak realizan esto último.

Los volúmenes canalizados han aumentado de alrededor de 800.000 barriles por día el más alto desde una breve subida durante una producción libre para todos en abril de 2020.

Además, se enviaron alrededor de 1,2 millones de barriles por día hacia el canal desde el Golfo Arábigo en las primeras tres semanas de julio, principalmente desde Irak. Eso podría elevar el total de crudo de Oriente Medio a Europa a 2,2 millones de barriles por día, casi un 90 por ciento más que en enero, el último mes completo antes de que comenzara la guerra.

El cambio se produce a medida que los volúmenes crecientes de crudo ruso se dirigen en la dirección opuesta, desde sus puertos del Báltico y el Mar Negro hasta compradores en India y China. Eso les ha dado a los dos países asiáticos abundantes barriles baratos en un momento en que los precios del combustible se han disparado.

Sin embargo, no parece que los flujos de Oriente Medio a Europa sean sostenibles. A finales de este año entrará en vigor un embargo de la Unión Europea sobre el crudo ruso. Parte del paquete de sanciones incluye la prohibición de asegurar los envíos de suministros rusos a cualquier comprador. Si la prohibición afecta a las exportaciones en general, algo que teme el Tesoro de Estados Unidos, entonces podría intensificar nuevamente la competencia por los suministros de Oriente Medio.

La compañía cisterna de Arabia Saudita, Bahri, fletó esta semana un superpetrolero para transportar crudo desde el Mediterráneo a Róterdam, un contrato raro para la empresa saudí que subraya el cambio en los pedidos. El ajuste en el movimiento de los barriles también es un recordatorio de los desafíos logísticos que pueden surgir a medida que los compradores se alejan del crudo ruso. Los envíos tienen que navegar distancias más largas, lo que impulsa el empleo de la flota mundial de petroleros.

Las ganancias de referencia para superpetroleros gigantes que pueden transportar hasta dos millones de barriles de petróleo crudo subieron a su nivel más alto desde abril esta semana.

Arabia Saudita e Irak aumentan sus ventas de petróleo en Europa
Comentarios