miércoles. 27.09.2023

El Banco Central saudí (antes Saudi Arabian Monetary Agency (SAMA)), con sede en Riad, ha establecido un paquete de restricciones sobre los servicios financieros para los ciudadanos locales y expatriados que empezarán a aplicarse este 10 de abril. Las medidas buscan poner freno al fraude financiero.

Una de las medidas afecta a la apertura online de nuevas cuentas individuales o institucionales, que se ha suspendido. A partir de ahora, todos los clientes, sauditas o extranjeros, tendrán que abrir las cuentas de manera presencial. Además, los clientes que no sean sauditas no podrán agregar beneficiarios internacionales a sus cuentas de manera online. Tendrán que hacerlo también de manera presencial en las oficinas bancarias.

Igualmente, se establece un límite para las transferencias locales de 60.000 riales para todos clientes, nacionales o no.

Las transferencias ya no serán inmediatas sino que se demorarán dos horas para que los clientes puedan detectar los movimientos sospechosos en el caso de los movimientos locales y hasta 24 horas en el caso de los internacionales.

El Banco Central saudí restringe cinco servicios bancarios a expatriados