sábado. 18.05.2024

El Gobierno iraquí ha anunciado la firma de un contrato de cinco años con Irán para el suministro de 50 millones de metros cúbicos de gas diarios para alimentar las estaciones eléctricas del país árabe, que padece una escasez de energía pese a ser uno de los principales productores de petróleo.

El Ministerio de Electricidad de Irak ha explicado en un comunicado que el titular del departamento, Ziad Ali Fadel, firmó el contrato con la Compañía Nacional de Gas de Irán “con el fin de mantener el impulso de las estaciones de producción y seguir el ritmo de los picos de carga y la creciente demanda de energía eléctrica”.

El acuerdo se mantendrá “hasta que se rehabiliten los yacimientos de gas nacionales y se cubran las necesidades eléctricas” de Irak, que, pese a ser el segundo mayor productor de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), no puede garantizar el suministro de energía continuado a su población.

Irak depende en gran medida del gas, la electricidad y los alimentos que importa de Irán, aunque en los últimos años ha sellado acuerdos con otros países árabes para importar energía, como es el caso de Arabia Saudí, mientras que también ha desarrollado proyectos para lograr la autosuficiencia.

Bagdad puede importar gas de su vecino persa a pesar de las sanciones de Estados Unidos que pesan sobre Teherán desde 2018 y que afectan especialmente al sector energético.

Sin embargo, Washington otorga periódicamente a Irak exenciones de unos 120 días para seguir importando gas iraní para que la población del país árabe pueda tener acceso al suministro eléctrico.

Contrato de 5 años de suministro de gas de Irak con Irán ante su alarmante escasez de...