domingo 23/1/22

España y Emiratos Árabes unen esfuerzos para facilitar a las empresas la certificación halal

Abdulla Al Maeeni, consejero delegado de la Autoridad Emiratí de Metrología y Normalización, asegura en una entrevista que no es cierto que convertirse en halal sea complicado y costoso
Abdulla Al Maeeni, consejero delegado de la Autoridad Emiratí de Metrología y Normalización. (tyre-dealers-in-dubai.com)
Abdulla Al Maeeni, consejero delegado de la Autoridad Emiratí de Metrología y Normalización. (tyre-dealers-in-dubai.com)

Cualquier empresa española que haya iniciado trámites para exportar a un país musulmán se ha encontrado con el imperativo de que su producto sea certificado como halal. Las dificultades que ello suponía hasta hace poco podían desanimar la penetración en ciertos mercados. Conscientes de ello, los gobiernos de España y de los Emiratos Árabes Unidos (EAU) se han unido para facilitar el proceso y la obtención del certificado desde España, a través de la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC), gracias a un acuerdo firmado con ESMA, la Autoridad Emiratí de Metrología y Normalización. El consejero delegado de la última, Abdulla Al Maeeni, lleva meses cual globetrotter, esclareciendo entuertos y desechando prejuicios sobre la economía halal, convencido de que es el nuevo El Dorado y una oportunidad para que las empresas españolas logren mayor cuota de mercado en EAU y en el mercado musulmán. Spanish Kits, que desarrolla productos de ayuda humanitaria, y la firma cosmética Natura Bissé han sido las primeras españolas en recibir la acreditación de ESMA. Fue en febrero de este año, en Madrid. Esta entrevista tuvo lugar dos meses después en Abu Dhabi, porque como dicen sus allegados “Abdulla no para”.

Abdulla Al Maeeni, consejero delegado de ESMA, protagoniza la página 11 del suplemento.PREGUNTA: ¿Cuánto sabemos en España sobre economía halal?

RESPUESTA: Los gobiernos europeos saben poco sobre los requisitos para ser halal. Hay desconocimiento y malentendidos. La mayoría cree que es una obligación religiosa, cuando en realidad casi todo tiene que ver con el proceso de producción. Por eso nuestro esfuerzo se centra en trabajar con las autoridades de esta parte del mundo. España es un ejemplo; en 2015 firmamos un acuerdo con ENAC e iniciamos un diálogo con el gobierno español con ayuda de la embajada de España en EAU y de empresas como Natura Bissé.  A raíz de ello, se ha incrementado el conocimiento y la demanda de información por parte de las empresas españolas. En los próximos años todo lo halal será una nueva oportunidad de negocio

P: Un empresario le preguntaría cuánto cuesta ser halal. ¿Merece la pena?

R: La pregunta debería ser ¿hay oportunidad de negocio en la economía halal en los países musulmanes? En 2013 movió 2,3 billones de USD y a pesar del escenario global a la baja crece un 14% anualmente en varias categorías como logística, hostelería o turismo. Hay 2.000 millones de musulmanes en países islámicos que buscan este tipo de productos y servicios. Y a ellos se une un consumidor no musulmán que también los demanda. El indicador de oportunidad está ahí y el beneficio económico es innegable.

P: ¿Pero cuánto cuesta?

R: Por término medio, dependiendo del tamaño de la empresa, el coste es de unos 10.000 AED (2.413 euros). Eso incluye el desplazamiento de los certificadores a la fábrica y la valoración de su proceso de producción. En España esa cantidad será inferior gracias al acuerdo con ENAC que nos permite ser más efectivos en costes y en tiempo. Todo el trámite es en español y los requisitos y estándares están claros. Se trata de un proceso donde se verifica que el producto cumpla con la sharia (ley islámica). Por ejemplo, si lleva alcohol o cerdo no es halal. Algunas empresas creen que convertirse en halal es complicado y costoso pero no es cierto. Podrían incluso abaratar sus costes de producción.

P: Hay informes que indican que una de las dificultades que tienen ustedes para incrementar la cultura halal es la identificación que hace el no musulmán con una forma de extender su religión. Algunos incluso lo asocian con terrorismo islámico y con el deseo de los árabes de reconquistar territorios ¿Cómo previenen ustedes este pensamiento?

R: Informando correcta y detalladamente a los gobiernos del significado de la economía halal. Hubo gobiernos en el pasado que se negaron a hablar con nosotros por considerarlo un tema religioso que no querían tocar [Al Maenni se excusa porque no quiere dar nombres]. Nuestra tarea consiste en sentarnos con ellos y demostrarles que es una oportunidad económica que se les presenta y que la decisión de aprovecharla es suya.

“Que un restaurante en Granada sea halal le dará una ventaja competitiva a su dueño cuando un musulmán visite la ciudad. Es un cliente que demanda y busca el sello halal”

P: ¿Cómo ha encontrado a España de abierta hacia lo halal?

R: Tanto el gobierno como las empresas se lo han tomado muy en serio. Hemos alcanzado mucho en poco tiempo. España ha visto las grandes oportunidades que se abren en parcelas como el turismo y la hostelería. Por ejemplo, que un restaurante en Granada sea halal le dará una ventaja competitiva a su dueño cuando un musulmán visite la ciudad. Es un cliente que demanda y busca el sello halal.

P: Para que la carne sea halal, el sacrificio del animal debe seguir un procedimiento concreto. ¿Qué le parecen las corridas de toros?

R: No me interesan y no comprendo por qué hacen lo que hacen. Tampoco me gusta ver cómo la gente arriesga su vida corriendo delante de un toro. Nosotros tenemos carreras de camellos y nadie sale herido. Nada de esto tiene que ver con lo halal. El principal requisito para el sacrificio de un animal exige que éste haya estado relajado al menos 24 horas antes y se le haya tratado bien. La muerte de la res debe ser rápida y precisa, sin hacerla sufrir y nunca en presencia de otros animales...

Apúntese a la Innovación islámica

En 2015 la población musulmana en España (1,9 millones) consumió productos de alimentación y bebidas halal por valor de 2,6 millones de euros (3% de crecimiento anual). Hay más de 300 empresas certificadas. Los datos son de Global Islamic Economy Gateway, un proyecto entre el Centro Dubaití para la Economía Islámica (DIEDC en sus siglas en inglés) y Thomson Reuters. En octubre se celebrará en Dubái la 4ª edición de la Cumbre Global de la Economía Islámica, iniciativa del gobernador de Dubái para promocionar su ciudad como la capital de este tipo de economía. En ella se premiarán ocho conceptos innovadores que sean cruciales para el desarrollo holístico de la industria en las categorías de finanzas, alimentación y salud, medios de comunicación, hostelería y turismo, desarrollo de pymes, infraestructura de conocimiento económico islámico, dotación de waqf (donaciones de utilidad pública o caritativa) y artes.

---------------------------

Productora: María José Fernández Nebreda

Este texto pertenece a la página 11 del suplemento 'Emiratos Árabes Unidos, felicidad e innovación en el centro de la Nueva Ruta de la Seda' (parte II), producido por MyMMerchan y publicado en el diario español El Economista el 23 de julio de 2016. Todos los contenidos del especial están siendo difundidos por EL CORREO DEL GOLFO en un apartado monotemático, con el mismo nombre de la publicación, creado dentro de la sección de Economía. El suplemento completo en pdf se halla disponible en este enlace de descarga. Para más información sobre MyMMerchan y la producción de futuras publicaciones especiales, contacte a través del teléfono +(34) 609 589 074 o del email [email protected]

España y Emiratos Árabes unen esfuerzos para facilitar a las empresas la certificación...
Comentarios