miércoles. 22.05.2024

El interés del gigante emiratí Taqa por hacerse con Naturgy mediante una opa ha puesto de nuevo a España en la diana de las inversiones de Oriente Medio, que suman ya grandes participaciones en empresas españolas estratégicas que operan en el sector energético, de telecomunicaciones, turístico o inmobiliario.

Taqa, la energética pública de Abu Dhabi, ha sido la última en lanzar una ofensiva por una empresa española, Naturgy, para lo que trabaja junto a CVC y GIP en una opa por el 100% que supondría una de las mayores ofertas lanzadas en el mercado español y que podría superar los 20.000 millones.

El ministro de Economía, Comercio y Empresa, Carlos Cuerpo, ya ha subrayado que el Gobierno defenderá los intereses de España.

Abu Dhabi ya está presente en el sector energético español. A través de su vehículo inversor Mubadala Investment Company, controla el 63% de la petrolera Cepsa, fundada en 1929.

Fue en 2011 cuando International Petroleum Investment Company (IPIC), el fondo soberano de inversión del emirato, compró el 48,8% del capital que estaba en manos de Total.

El fondo árabe, que ya poseía un 47% de Cepsa, lanzó una opa por el 100% de la compañía, que dejó de cotizar en bolsa.

En 2017 IPIC y Mubadala se fusionaron dando lugar a Mubadala Investment Company.

En octubre de 2020, Mubadala entró también en el capital de Enagas, la compañía de transporte de gas natural y gestor técnico del sistema gasista de España, con una participación del 3,103% convirtiéndose en el quinto mayor accionista.

Precisamente, el pasado año el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se reunió con el CEO de Mubadala, Khaldoon Al Mubarak, para intentar conseguir inversiones verdes y digitales para España.

Además de Emiratos Árabes, Qatar es otro de los estados árabes más activos en el panorama empresarial español, con inversiones destacadas en la energética Iberdrola y en la socimi Colonial.

El fondo soberano de Qatar (Qatar Investment Authority) ostenta el 8,69% de la eléctrica presidida por Ignacio Sánchez Galán, siendo su principal accionista desde 2011 y la inversión más destacada del vehículo catarí en España.

En el ámbito inmobiliario, Qatar controla además el 19% de Colonial, que es referente en el mercado de oficinas en España.

En la cadena de grandes almacenes El Corte Inglés, que no cotiza en bolsa, el fondo qatarí Primefin, un vehículo de inversión del jeque Hamad Bin Jassim Bin Jaber Al Thani, compró en 2015 una participación del 10 % a cambio de un préstamo de 1.000 millones de euros. Fue la primera vez que la cadena abría su capital social a un inversor extranjero.

En junio de 2022, El Corte Inglés anunció la recompra de la mitad de la participación que el fondo Primefin tenía en la empresa, en la que mantiene una participación del 5,53 %.

La aerolínea de bandera Qatar Airways es también el primer accionista del Grupo International Airlines Group (IAG) -que integra a Iberia, British Airways, Vueling, Aer Lingus y Level- con el 25,14 % del capital, posición que permanece prácticamente estable desde febrero de 2020, justo antes de la pandemia, cuando subió desde el 21,4% hasta la posición actual. Entró en el grupo en 2015.

Otra de las apuestas cataríes ha sido Prisa, donde el jeque Al Thani entró en 2015 y actualmente tiene un 4,9 %.

En 2022, el emir de Qatar Tamim bin Hamad Al Thani anunció que aumentaban en 4.720 millones de euros las inversiones del país árabe en España en los próximos años.

Arabia Saudí también ha desembarcado en empresas estratégicas, como es el caso de Telefónica.

A través de la empresa de telecomunicaciones saudí STC Group, una de las mayores del sector en Oriente Medio, ha entrado en Telefónica con un 5 % y ha anunciado su intención de alcanzar hasta el 9,9 % de participación.

Además, la filial química de Saudi Aramco, junto con Iberdrola, va a instalar en Cartagena (Murcia) una proyecto fotovoltaico de 100 megavatios.

Arabia Saudí, a donde además de Qatar ha viajado recientemente el presidente Sánchez, también ha desembarcado en el sector turístico español con la compra de varios hoteles de lujo.

Las inversiones árabes también se han ido extendiendo al fútbol español. El jeque qatarí Abdullah ben Nasser Al Thani entró hace más de 10 años en el Málaga, del que fue apartado.

También en el Girona, el City Group, propiedad de Abu Dhabi United Group, está presente en su accionariado.

España, en el punto de mira de las millonarias inversiones árabes