domingo. 23.06.2024

La aparición del J-31 en el salón de Dubai, el escaparate del mercado internacional de armas de gran escala, indica que China está dirigiendo las exportaciones de su material bélico aéreo a una plataforma comercial de alta gama y completando la transición desde la exportación de equipos convencionales hacia las ventas de aviones avanzados, señala el portal China Military Online.

El consorcio aeroespacial chino AVIC está tratando de promocionar el J-31 como una alternativa al caza estadounidense F-35, según escribe el portal The Diplomat. Hasta ahora solo la Fuerza Aérea de China se ha mostrado interesada y está negociando con AVIC, según un gerente del proyecto del consorcio, citado por Defense News. Otros clientes potenciales incluyen a Irán y Pakistán. 

El J-31, que efectuó su vuelo inaugural en octubre de 2012, es un monoplaza bimotor capaz de alcanzar una velocidad de 2.000 kilómetros por hora y con un radio de combate de 1.250 kilómetros. 

Estreno mundial: China presenta su caza de quinta generación en Dubai