viernes 27/5/22

Un Fondo de Abu Dhabi ayuda a conservar el último caballo salvaje

La solidaridad de Emiratos Áqrabes ha llegado a más de 300 beneficiarios
Los caballos de Przewalski en el Parque Nacional Hustai. (Cortesía del Fondo de Conservación de Especies Mohamed bin Zayed)
Los caballos de Przewalski en el Parque Nacional Hustai. (Cortesía del Fondo de Conservación de Especies Mohamed bin Zayed)

Una organización que conserva lo que se describe como el último caballo verdaderamente salvaje del mundo ha sufrido el colapso de su principal fuente de ingresos, el turismo, a causa de la pandemia. En 2019, más de 18.000 turistas extranjeros visitaron el Parque Nacional Hustai al oeste de la capital de Mongolia, Ulaanbaatar. El año pasado llegaron 280.

Por ello, el Fondo de Conservación de Especies Mohamed bin Zayed de Abu Dhabi anunció el mes pasado una ayuda en forma de una subvención de 13.000 dólares (47.742 dirhams) al parque.

El Hustai National Park Trust, que gestiona el trabajo de conservación del parque, es una de las docenas de organizaciones que han recibido una subvención del fondo emiratí tras el coronavirus. “Podemos cubrir al menos el salario de tres meses, parte del gasto de gasolina y comprar una motocicleta nueva para uno de nuestros guardaparques”, explicó Dashpurev Tserendeleg, director del fideicomiso.

El caballo de Przewalski estaba cerca de la extinción en la década de 1970 debido a la competencia con el ganado, la caza y la intrusión en su hábitat. Pero el parque ahora alberga a 400 ejemplares y Mongolia a más de 500, la mayor cantidad en cualquier parte del mundo. Las tarifas de entrada, los cargos por alojamiento y tasas por turismo representan más de las cuatro quintas partes de los ingresos del fideicomiso para su autofinanciación, por lo que los bloqueos afectan sus finanzas. Los caballos, que llevan el nombre del explorador ruso Nikolai Przewalski, tienen una cabeza grande, un cuello grueso y patas cortas con una melena distintiva. Nunca han sido domesticados.

Una encuesta realizada por el Fondo Mohamed bin Zayed indicó que muchas otras organizaciones conservacionistas se han visto afectadas de manera similar tas la pandemia.

El año pasado, el fondo se puso en contacto con más de 300 beneficiarios de subvenciones y descubrió que más de dos tercios habían resultados afectados por la pandemia, con un 57 por ciento sufriendo dificultades financieras y más de una quinta parte planeando recortar empleos.

Además de perder ingresos por turismo, las subvenciones de los Gobiernos o los zoológicos que apoyan la conservación del campo se agotaron, analizó el fondo. Los ingresos han disminuido cuando más se necesitaban.

Nicolas Heard, jefe de gestión del Fondo, dijo que era extremadamente importante que hubiera apoyo relacionado con Covid. “Las amenazas, en particular la caza furtiva ha aumentado en un momento en que se redujeron las patrullas y la vigilancia”.

El Fondo ha realizado dos rondas de subvenciones de ayuda de Covid para ayudar a los grupos que conservan desde ranas hasta iguanas y peces. La primera ronda se otorgó en diciembre. Otras subvenciones relacionadas con Covid otorgadas el mes pasado ayudarán, por ejemplo, a conservar los monos colobos rojos en el Parque Nacional Kibale, Uganda, el orangután de Borneo, Malasia, el nenúfar Malabar en India y el periquito El Oro en Ecuador.

Desde su lanzamiento en 2009 con una dotación inicial de 25 millones de dólares (91,82 millones de dirhams), el fondo ha otorgado 2.152 subvenciones para conservar 1.402 especies o subespecies. La subvención máxima suele ser de 25.000 dólares.

Un Fondo de Abu Dhabi ayuda a conservar el último caballo salvaje
Comentarios