domingo. 19.05.2024

A finales de este 2023 Emiratos Árabes Unidos (EAU) será el país anfitrión de la XXVIII Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Del 30 de noviembre al 12 de diciembre en Expo City Dubai se expondrán, evaluarán y darán a conocer las experiencias, iniciativas, proyectos y avances alcanzados desde 2022 en la protección medioambiental y, sin duda, EAU, y más en concreto el emirato de Sharjah, podrá dar a conocer los objetivos alcanzados en su plan de mejora de la seguridad alimentaria.

EAU ha experimentado una gran metamorfosis y sus esfuerzos e inversiones no han dejado de apoyar y crear oportunidades para empresas de tecnología agrícola, riego, ingeniería agrónoma e invernaderos altamente tecnológicos. Uno de los mayores retos para investigadores, científicos y centros de investigación e innovación ha sido el buscar procesos sostenibles de producción alimentaria y hacerlo donde escasean las precipitaciones, hay poca agua dulce para el riego y el uso de agua desalinizada añade más complejidad al proceso al dificultar la absorción de nutrientes por parte de la planta. 

Uno de los proyectos en marcha es el denominado 'Las Siete Espigas'. Se desarrolla en el municipio de Mleiha, al este de la región central del emirato de Sharjah, donde ya se ha recolectado la primera cosecha de trigo libre de pesticidas, productos químicos y semillas modificadas genéticamente. El proyecto, financiado y apoyado en su totalidad por el gobernante del emirato de Sharjah, pretende transformar los terrenos áridos del desierto en tierra fértil al tiempo que ir hallando soluciones sostenibles a la escasez del agua, energía, cambio climático y erosión de los suelos. Según la Convención de Naciones Unidas para Combatir el Cambio Climático, para el 2045 se estima que serán 135 millones de personas los que podrían perder sus hogares y medio de sustento a causa de la desertificación.

Ceremonia de cosecha de la primera fase de la finca de trigo 'Saba Sanabel' en Mleiha. (WAM)
Ceremonia de cosecha de la primera fase de la finca de trigo 'Saba Sanabel' en Mleiha. (WAM)

La primera fase del proyecto comenzó el 30 de noviembre de 2022. El jeque Dr. Sultán Al Qasimi, miembro del Consejo Supremo de EAU y gobernante de Sharjah, estuvo presente en la siembra de 400 hectáreas, unos 500 campos de fútbol, que han producido tras cuatro meses 1.700 toneladas de trigo. En la segunda fase, prevista para 2024, se espera sembrar un área de 880 hectáreas y en 2025 cubrir las 1.400 hectáreas de cultivo en las que se pretende ir reduciendo los costes energéticos de electricidad y agua hasta obtener un cultivo sostenible, viable y económicamente rentable.

EAU importó 1,7 millones de toneladas de trigo en 2022 de las que 330.000 corresponden a Sharjah. Las autoridades responsables del proyecto en el emirato señalaron que se han necesitado 18.000 metros cúbicos de agua desalinizada al día para el riego pero se espera que esa cantidad vaya disminuyendo conforme se amplíe el proyecto.

Antes de ser sembrados, en los terrenos elegidos de Mleiha expertos y agricultores plantaron en dos hectáreas unas 35 variedades de trigo de todo el mundo. Tras el cotejo de los resultados se dio inicio al proyecto eligiendo las variedades más aptas y donde la Inteligencia Artificial y el uso de imágenes térmicas se han encargado de recoger datos meteorológicos y del suelo para regular el riego y supervisar el crecimiento de las plantas con el objetivo de ahorrar agua y energía, dar a la planta lo que necesita y evitar el estrés hídrico.

"El objetivo del emirato de Sharjah es sembrar 10 millones de árboles al año"

La cosecha ha sido analizada por muchos laboratorios especializados. Todos coinciden en la magnífica calidad de las siete variedades recolectadas. Sorprende que a las pocas semanas de cosechar y procesar el trigo ya esté a disposición del consumidor con todas la garantías exigidas a nivel mundial y sello de calidad. De hecho, uno de los comercializadores que han apostado por el producto mencionado es la cadena de supermercados Carrefour, que comenzará a vender el producto en breve.

El gobernador de Sharjah aseguró hace escasos días que el objetivo, después del buen resultado alcanzado con el proyecto 'La Siete Espigas', es seguir adelante con productos alimentarios diferentes para completar la transformación del sector, agricultura y ganadería, con el objetivo deseado y final de autoabastecer al emirato de Sharjah de trigo de distintas clases, de yogurt y productos cárnicos de calidad. Todo ello libre de cualquier sustancia química o abonos que puedan dañar la salud humana. 

El Dr. Al Qasimi señaló que el trigo importado que actualmente se vende en los distintos zocos del emirato tiene una proporción de proteínas inferior al 11% en unos casos y más del 14% en los que publicitan renombradas empresas. "El trigo de Sharjah tiene el 18% de proteínas de origen vegetal, además de una gran variedad de vitaminas y minerales", dijo el gobernante. Ahora se trabaja para obtener la denominación de origen 'Sharjah Premium' y en poco tiempo darlo a conocer como uno de los mejores trigos del mundo.

Cosechadora recolecta el trigo en el desierto de Sharjah. (WAM)
Cosechadora recolecta el trigo en el desierto de Sharjah. (WAM)

El Dr. Al Qasimi también reveló que Sharjah trabaja e invierte en proyectos encaminados al autoabastecimiento de productos alimentarios "con el fin de que nuestros hijos y niños vivan y crezcan sanos". Lo dijo después de observar que han aumentado de forma espectacular enfermedades cardiovasculares y el cáncer

Manifestó además que trabajan para hacer de la ganadería y pesca sectores energéticamente más eficientes y viables económicamente y así poder satisfacer todas las necesidades de la población. "Trabajamos en estos momentos en la selección de 1.000 ejemplares vacunos y proyectado la construcción de fábricas de yogur con el fin de recoger y procesar los productos derivados del ganado", subrayó el jeque.

Mientras se consigue alcanzar las metas diseñadas, el Dr. Al Qasimi continúa la construcción de varios lagos en distintas zonas del emirato, Lago de Al Batha en Alzeit, Arrafiza en Khor Fakkan y Alhafia en Kalba, sin abandonar el camino iniciado de un uso sostenible del recurso cada vez más escaso del agua. "El objetivo de nuestro emirato es sembrar 10 millones de árboles al año", apuntó el gobernante. Y aunque pudiera parecer que se persigue un espejismo, la meta es hacer de las tres cuartas partes de la superficie del país, del desierto, un oasis agrario

¿Cómo es posible que el desierto de Sharjah produzca miles de toneladas de trigo de...