martes 24/5/22

La petrolera española Cepsa gana 498 millones de euros hasta septiembre

La compañía es en gran parte propiedad del vehículo de inversión del emirato de Abu Dhabi, Mubadala Investment 
Una gasolinera de Cepsa en Madrid. (EL CORREO)
Una gasolinera de Cepsa en Madrid. (EL CORREO)

La petrolera propiedad del vehículo de inversión del emirato de Abu Dhabi, Mubadala Investment (que tiene el 63% de las acciones), y del fondo estadounidense Carlyle, Cepsa deja atrás la crisis del petróleo provocada en los primeros meses de pandemia de coronavirus. La compañía ha alcanzado un beneficio neto de 498 millones de euros en los nueves primeros meses del año, frente a las pérdidas de 810 millones que registró en el mismo periodo de 2020. Este impulso viene dado, principalmente, por la mejora de la eficiencia y del entorno del mercado tras la subida de los precios del crudo.

Según ha informado este jueves la empresa de Abu Dhabi en un comunicado, los buenos resultados se produjeron a pesar de los retos que suponen el aumento de los precios de la energía y un volumen de demanda aún inferior a la registrada antes de la crisis sanitaria y económica.

El beneficio neto ajustado, que no tiene en cuenta la variación del valor de las existencias y mide la evolución real del negocio, fue de 295 millones, casi diez veces más que los 31 millones del año anterior, según ha informado la agencia de noticias EFE.

El resultado bruto de explotación o ebitda creció un 48% hasta septiembre, situándose en 1.346 millones, debido a la subida de los precios del petróleo y el aumento de la producción de crudo, así como la mejora de los márgenes, el aumento de la producción de Refino y el desempeño del negocio Comercial y de Química.

El ebitda cae un 3% en el tercer trimestre

En el tercer trimestre el ebitda de la compañía disminuyó un 3% respecto a los tres meses anteriores, aunque mejoró en un 82 % la cifra obtenida en el mismo periodo de 2020.

Por áreas de negocio, Exploración y Producción obtuvo un ebitda de 615 millones de euros, un 83% más que en los nueve primeros meses de 2020, por el encarecimiento del crudo (un 66%), la reducción de los costes de producción y el ligero aumento de la producción.

En la división de Refino, el ebitda de 117 millones triplicó la cifra de hace un año, pese a que los márgenes se vieron afectados por el incremento de los precios de la energía.

El ebitda del área Comercial fue de 345 millones, un 12 % superior al mismo periodo de 2020, impulsada por el buen comportamiento de los márgenes y a un riguroso enfoque de eficiencia de costes que le permitieron sobreponerse a la caída de los volúmenes de ventas.

Por su parte, el negocio de Química registró un ebitda de 355 millones, un 36 % más que en 2020 y casi el doble que en 2019, impulsado por la estrategia comercial mejorada y una tendencia sostenida de rendimiento operativo récord desde 2019.

En los primeros nueve meses del año Cepsa redujo sus inversiones un 33 % respecto al mismo periodo de 2020, hasta los 310 millones de euros.

El consejero delegado de Cepsa, Philippe Boisseau, que dejará el cargo el próximo 1 de enero y será sustituido por Maarten Wetselaar, ha destacado que las previsiones para lo que queda de 2021 son “buenas”, a pesar de la volatilidad de los mercados energéticos y el aumento de los precios de la energía en Europa.

Boisseau también ha recordado que la compañía ha puesto en marcha un plan de optimización que tuvo un impacto positivo cercano a los 300 millones en el ebitda durante los primeros nueve meses del año.

Al cierre del trimestre la energética contaba con 4.119 millones de liquidez y una deuda neta de 2.348 millones, 475 millones menos respecto a finales de 2020 a pesar del dividendo a cuenta abonado este mismo trimestre.

La petrolera española Cepsa gana 498 millones de euros hasta septiembre
Comentarios