jueves 20/1/22

Restaurantes en Emiratos Árabes Unidos comienzan a cerrar

Los operadores de telecomunicaciones han desconectado internet y teléfono fijo
Un restaurante en Abu Dhabi. (EL CORREO)
Un restaurante en Abu Dhabi. (EL CORREO)

Las empresas de restaurantes en Emiratos Árabes Unidos están comenzando a colocar carteles de "En venta", y sus propietarios se dan cuenta de que no hay escapatoria tras la destrucción provocada por la pandemia Covid-19. Las licencias e incluso los equipos y muebles se ofrecen con grandes descuentos con la esperanza de que alguien los compre.

"Es una situación en la que para muchos si intentan abrir, significaría más sangrado de efectivo y que nunca se recuperarán", sostuvo una fuente de la industria. “Solo a las oficinas de propiedad del Gobierno se les han otorgado aplazamientos de alquiler o sin alquiler hasta tres meses. Pero la gran mayoría de los propietarios no se le ha ofrecido tal respiro. Acelerará la destrucción de la industria F&B".

En Dubai, de los 11.000 puntos de venta registrados como F&B, es improbable que entre el 40 y el 50 por ciento permanezcan en el negocio en los próximos meses, según múltiples fuentes de la industria. Algunos ya han cerrado sus operaciones, afirmando que no podrán generar ni siquiera el flujo de caja mínimo para mantener los puntos de venta. A partir de ahora, menos del 30 por ciento de los puntos de venta de alimentos y bebidas de EAU se ha reabierto, la mayoría de ellos en los centros comerciales. Pero estas aperturas han llegado con límites estrictos en la cantidad de clientes a los que pueden atender (30 por ciento de la capacidad de asientos) en cualquier momento.

Para muchos propietarios de F&B, no son estas pautas de seguridad las que están demostrando un problema, sino la cuestión de los alquileres.

Además de los alquileres y los costes, como el suministro de productos, pagos del personal y facturas de servicios públicos, las empresas de F&B también tienen que pagar el IVA. No se les impone un impuesto municipal, aunque los restaurantes que operan dentro de los hoteles sí deben pagar estas tasas.

"Los niveles de alquiler son el mayor destructor de las perspectivas de F&B ahora", dijo Shanavas Mohammed, socio gerente de Golden Fork Group al diario Gulf News. "Según lo vemos, el 60 por ciento de los restaurantes no pueden volver a abrir debido a problemas de alquiler, donde los propietarios no han ofrecido ninguna exención.

“Y el efectivo del que se disponía se habría gastado en mantener los salarios del personal durante tres meses. Además, los operadores de telecomunicaciones han desconectado internet y teléfono fijo en muchos puntos de venta. Muchos restaurantes están luchando para comprar alimentos para reiniciar sus negocios; la parte más triste de todo esto es que los proveedores solo están entregando si el pago se hace por adelantado. Han detenido todas las facilidades de crédito para restaurantes".

Los propietarios de F&B enfatizan que los asuntos han llegado a una situación en la que incluso los alquileres diferidos, es decir, donde los cheques de marzo a mayo se presenten a los bancos en una fecha posterior, ayudarían mucho. Debido a que ningún grado de aplazamiento compensará el hecho de que los ingresos seguirán estando muy por debajo de lo normal, incluso si las operaciones completas comienzan en las próximas semanas.

La pandemia y las respuestas a la misma han impactado los estilos de vida, la actividad empresarial y la sociedad en general. 

Restaurantes en Emiratos Árabes Unidos comienzan a cerrar
Comentarios