sábado. 25.05.2024

Un activista climático colombiano de tan solo 14 años, viajó a la Cop28 en Dubai con un mensaje claro: poner a los niños y adolescentes en el centro de las políticas y decisiones climáticas.

Francisco Javier Vera participó en un evento junto al Instituto Alana, una ONG brasileña enfocada en promover un mundo mejor para los niños, y la ministra de Medio Ambiente de Brasil, Marina Silva, para abogar por la Cop30 en Belém, Brasil.

Vera cree que incluir las voces de los niños en los debates sobre el clima es crucial, especialmente para los más vulnerables a la crisis climática. Se define como un "defensor del concepto de Eco Esperanza" y destaca que los menores no sólo son los más afectados por la crisis, sino también agentes de cambio.

"Para mí, para mi lucha, es fundamental estar hoy aquí en este día de la Cop28, en el día del niño, de la niñez, por primera vez en la historia que hay un día para los jóvenes", sostuvo Vera en una publicación de este domingo a la Agencia de Noticias de  Emiratos (WAM). "Es extraordinario, principalmente porque mi lucha, va más allá del medio ambiente y el clima, es por el futuro que tendrán los niños".

En junio pasado, UNICEF reconoció a Vera como el primer joven defensor de la acción ambiental y climática en América Latina y el Caribe. Él cree que los niños pueden contribuir y cooperar con la acción climática, "aunque no hemos vivido tanto como muchos otros y no tenemos toda la sabiduría del mundo, sí tenemos un poco de experiencia y una visión a largo plazo", afirmó el activista que vive en España.

"Y creo que si les damos a los niños el conocimiento, si les damos las herramientas, pueden tener una base para contribuir al debate sobre el clima de una manera fuerte y vigorosa".

Por su parte, el director ejecutivo de la Fundación Alana y director de Política Legal, Pedro Hartung, enfatizó la importancia de reconocer los severos impactos de la crisis climática en los niños y la necesidad de una educación basada en la naturaleza. Afirmó que aproximadamente mil millones de niños viven en condiciones de riesgo climático extremadamente alto y que más de una de cada cuatro muertes de niños menores de cinco años está relacionada con riesgos ambientales.

Hartung argumentó además que los niños no sólo se ven más afectados por la crisis sino también agentes de cambio. Propuso establecer un Plan de Acción para la Infancia desde Dubai hasta Belém para empoderar a los niños a través de educación, capacitación y sensibilización basadas en la naturaleza, permitiéndoles participar activamente en la acción climática.

Además, añadió que incorporar a los niños al debate sobre el cambio climático es esencial porque no sólo se ven más gravemente afectados por la crisis que otros grupos, sino también agentes de cambio en el presente y el futuro. Mientras el mundo se reúne en Dubai para discutir la acción climática, Pedro Hartung es claro: involucrar a los niños en las discusiones sobre el clima contribuye a construir un futuro más sostenible e inclusivo.

Vera también es autor del libro '¿Qué es el cambio climático?' y fundador de Guardianes por la vida, un movimiento ambiental con más de 700 niños, principalmente latinoamericanos, con el propósito de concienciar sobre la lucha ecologista. Vera ha participado en varias cumbres internacionales y realiza una tarea de divulgación a través de sus redes sociales

Un activista colombiano de 14 años, entre las voces jóvenes de la Cop28 de Dubai