miércoles. 22.05.2024

La población de Dubai aumenta. Según el Centro de Estadísticas, el emirato ha aumentado en 86.607 personas en un año hasta alcanzar los 3.597.829 de habitantes este viernes. El crecimiento posterior al coronavirus resultó en que la población alcanzó la marca de los 3,5 millones en abril de 2022.

Se espera que este aumento ejerza presión sobre la infraestructura y los servicios, además de generar una gran demanda de nuevas escuelas, mejor transporte público y cientos de miles de nuevas viviendas. Según los pronósticos muchos recién llegados vienen de Rusia y África subsahariana, además de mercados típicos como Europa y el subcontinente indio.

Oasis by Emaar es un proyecto recientemente anunciado que albergará 7.000 unidades residenciales, mientras que se espera que La Palmera Jebel Ali finalmente acomode a unas 250.000 personas cuando el proyecto esté completo. El grupo Damac Lagoons de 11 comunidades residenciales temáticas y la comunidad Tilal Al Ghaf de tres millones de metros cuadrados en la calle Hessa agregarán una importancia significativa a la infraestructura existente una vez que se completen alrededor de 2026. Los desarrollos son algunos de una gran cantidad de comunidades que se finalizarán  por el aumento de la población del emirato.

El Plan Maestro Urbano 2040 de Dubai tiene como objetivo transformar el emirato, haciéndolo más sostenible e interconectado para atender a una población prevista de 5,8 millones.

¿Cómo se prepara una ciudad?

El diario The National consultó con varios expertos. Las carreteras fluidas y los sistemas de transporte bien administrados son el corazón de una ciudad moderna y eficaz, y con una población que espera un rápido crecimiento, la planificación de la red de transporte de Dubai es más importante que nunca.

Con planes para cambiar al transporte público de emisiones netas cero para 2050, la Autoridad de Transporte y Carreteras del emirato (RTA) está lanzando una fase transformadora de las redes de viaje alrededor de la ciudad.

Más estaciones de carga para vehículos eléctricos y acceso a soluciones de última milla, como bicicletas eléctricas y scooters para alentar a más personas a usar el transporte público, son medidas que ya están en funcionamiento. “El transporte público se enfrenta a desafíos debido a la inversión insuficiente en muchas ciudades del mundo y estos desafíos se vuelven aún más pronunciados en ciudades con desarrollo de baja densidad y fácil acceso a gasolina barata. Gestionar el transporte es una tarea compleja tanto en Oriente Medio como en otros lugares”, dijo Alexandra Gomes de la London School of Economics.

“Esta situación dificulta la implementación de sistemas ferroviarios, al tiempo que requiere una mayor inversión en infraestructura vial para adaptarse a las crecientes tasas de motorización”.

Carreteras más anchas para hacer frente a más tráfico, con autopistas de dos pisos son algunas opciones para aliviar la congestión en rutas clave, soluciones ya introducidas en Abu Dhabi y Kuwait. En Dubai, un nuevo Centro de Control de Tráfico en Al Barsha aumentará la cobertura del sistema inteligente al 60% de la red de carreteras de la ciudad para reducir los cuellos de botella y los accidentes, al mismo tiempo que proporcionará información de tráfico instantánea a los conductores. Con densidades más altas, las ciudades pueden ampliar sistemas ferroviarios, como trenes, monorrieles o tranvías, que pueden complementarse con sistemas de autobuses.

“En Emiratos Árabes Unidos, amamos nuestros coches privados y la comodidad que brindan”, dijo Monica Menéndez, decana asociada de Ingeniería en la Universidad de Nueva York en Abu Dhabi y directora del Centro de Investigación para Redes Urbanas Interactivas. A medida que aumenta la población, debemos pensar en otras alternativas de movilidad que sean más sostenibles desde una perspectiva económica, social y ambiental. El transporte público tiene una huella ambiental y espacial mucho menor que los automóviles, por lo que no solo reduce la congestión del tráfico sino también las emisiones.

El reto de las rentas altísimas

El rápido crecimiento de la población en Dubai, impulsado por la geopolítica, ha hecho subir los precios de la vivienda y los alquileres a tasas que rara vez se han visto en este siglo. El muy elogiado manejo de la pandemia mundial por parte de EAU convirtió al país en un lugar atractivo para muchos, mientras que la guerra en Ucrania ha obligado a decenas de miles más a mudarse a Dubai. Eso condujo a una serie de acuerdos inmobiliarios que establecieron nuevos récords de propiedad en el emirato. Si bien las mega ventas ofrecen un impulso a los ingresos del Gobierno a través de un impuesto del Departamento de Tierras de Dubai sobre las tarifas de transferencia directa de propiedades, se sienten otras presiones en otros lugares.

El economista y consultor sobre Temas Laborales y de Capital Humano en el Golfo, Frederic Schneider, dijo que si bien un mercado inmobiliario en auge podría aumentar el gasto en infraestructura local, el mercado de habilidades podría sufrir interrupciones debido a alquileres más altos y precios de venta.

“En la economía más amplia, la inversión inmobiliaria residencial está correlacionada con el crecimiento económico a corto plazo, pero con una relación a largo plazo que es cero en el mejor de los casos y negativa en el peor. Esta bonanza ha avivado la especulación de que la afluencia de personas extranjeras de patrimonio neto ultra alto (UHNWI) y el auge resultante en el mercado inmobiliario de primera calidad podría llevar la economía post-petróleo de EAU a alturas sostenidas. El efecto de los multimillonarios, específicamente, en la economía es complejo. La riqueza extrema puede provenir de diferentes fuentes, incluido el espíritu empresarial, la herencia, la búsqueda de rentas y el nepotismo.

“En lugar de atraer multimillonarios, que nunca fueron o han dejado de ser empresarios, sería mejor atraer a profesionales altamente calificados y trabajadores del conocimiento, que pueden convertirse en multimillonarios mediante la creación de pymes y de puestos de trabajo. Esto significa que incluso si los compradores de propiedades de lujo viven en Dubai, es probable que la economía local no se beneficie si son herederos, oligarcas o príncipes pero mejor, si son empresarios y mueven sus negocios con ellos”.

Construyendo la ciudad del mañana

Dubai ya ha intensificado importantes obras de infraestructura para hacer frente a la afluencia de personas. En 2021 se inauguró una extensión de Metro, la Ruta 2020, para llevar pasajeros al sitio de la Exposición Universal, pero también se construyeron nuevas estaciones en áreas residenciales como The Gardens, Discovery Gardens y Al Furjan. Acercó a las principales comunidades a un transporte público asequible y accesible. Se planea una extensión adicional de Metro para distritos en crecimiento como Mirdiff, Dubai Creek Harbour y Dubai Silicon Oasis.

Puentes como Infinity Bride, que se inauguró en 2022, han mejorado la conectividad en Dubai Creek, mientras que las nuevas carreteras han mejorado el acceso a la ciudad y a otros emiratos.

Pero un plan importante lanzado por el jeque Mohammed bin Rashid, vicepresidente de EAU y gobernante de Dubai, en 2021 muestra un atisbo del futuro. El Plan Maestro Urbano de Dubai 2040 se publicó cuando la ciudad se recuperó con fuerza de la pandemia, con el regreso de eventos y conferencias. El ambicioso marco establece cómo la ciudad se adaptará de manera sostenible al aumento de población en términos de escuelas, hospitales, zonas económicas, parques y transporte, al tiempo que protege el patrimonio y el medio ambiente. El desarrollo se centrará en cinco áreas urbanas principales: tres existentes y dos nuevas. Los centros urbanos existentes son los barrios patrimoniales Deira y Bur Dubai, el centro financiero de Downtown y Business Bay, y los centros de turismo y entretenimiento Dubai Marina y JBR. Los nuevos centros son la puerta de entrada a exposiciones y eventos Expo City Dubai y el centro de innovación Dubai Silicon Oasis Centre.

Los espacios designados para centros educativos y de salud aumentarán en un 25 por ciento, mientras que las playas se ampliarán, con alrededor del 60% de Dubai compuesto por reservas naturales y áreas naturales. Fundamentalmente, tiene como objetivo que el 55% de la población viva a menos de 800 metros de una estación principal de transporte público. Los esfuerzos de la ciudad para construir el transporte público ya han tenido un gran éxito. Un gran número de personas acuden en masa a ambas líneas del Metro y este plan se basa en esos cimientos firmes.

El plan también contempla corredores verdes que unen las áreas de servicio, las áreas residenciales y los lugares de trabajo, facilitando el movimiento de peatones, bicicletas y medios de movilidad sostenible en la ciudad. Dubai, por lo tanto, está pensando en décadas por delante.

Cómo se prepara Dubai para el crecimiento de la población