miércoles. 10.08.2022

Después de dos décadas, el avión misterioso de Emiratos se dirige a la chatarra

La aeronave supuestamente fue vendida por los rusos a Air Cess, una aerolínea que operaba en Sharjah
El avión aparcado en el emirato de Umm al Quwain. (EL CORREO)
El avión aparcado en el emirato de Umm al Quwain. (EL CORREO)

Durante más de dos décadas, un avión abandonado ha sido familiar pero misterioso en el emirato de Umm Al Quwain (UAQ). Pero no estará allí por mucho tiempo. El avión de carga de la era soviética que se encuentra cerca del Baracuda Beach Resort a lo largo de la E11 está siendo desmantelado.

Las máquinas de demolición destrozan el Ilyushin Il-76 de 153 pies en un día caluroso. Los cuatro motores turbofan que impulsaron el majestuoso avión yacen esparcidos por el suelo y las alas están rotas y cuelgan sin fuerzas al costado del avión. “El avión está siendo desmantelado. La demolición comenzó hace unos días”, dijo un guardia de seguridad cerca del sitio al diario Khaleej Times. Se negó a proporcionar detalles.

No se sabe de inmediato cuánto tiempo tomará convertir completamente el carguero comercial gigante en chatarra. Expertos aeronáuticos señalaron que el proceso de desguace de la aeronave podría tardar diez semanas o más. El aceite de motor y el combustible restantes deben drenarse del fuselaje, ya que podrían ser peligrosos para el medio ambiente.

El IL-76 abandonado en UAQ fue una vez parte de la gran flota de Ilyushins de la Unión Soviética. Estos enormes aviones de carga se construyeron originalmente para el ejército de la URSS en 1971. Reemplazaron al Antonov 12 y fue utilizado por las fuerzas armadas soviéticas desde 1959.

Según algunas historias, el IL-76 en UAQ enarboló los colores de la bandera de la URSS hasta 1991. Con la caída de la Unión Soviética, fue volado por la fuerza aérea rusa, pero dado de baja a mediados de los noventa.

El avión supuestamente fue vendido por los rusos a Air Cess, una aerolínea que operaba en Sharjah. Fue registrado por última vez a nombre de Centrafrican Airlines. Tanto Air Cess como Centralafrican estaban conectados con Viktor Bout, un conocido traficante de armas internacional que supuestamente usó sus compañías aéreas para trasladar armamento. Emiratos Árabes Unidos prohibió a Bout la entrada en el país a principios de la década de 2000. Fue detenido en 2008 en Estados Unidos y un juez federal lo condenó más tarde a 25 años de cárcel por conspirar para matar estadounidenses.

Douglas Farah y Stephen Braun, que escribieron Merchant of Death, un libro sobre Viktor Bout, sostuvieron que el traficante de armas "vendió el avión a una empresa de publicidad en Emiratos Árabes Unidos, con la promesa de convertirlo en una valla publicitaria junto a la sombría carretera".

Entonces se contrató a un piloto para volar el avión a Emiratos Árabes Unidos. Pero cuando el veterano aviador examinó el avión, encontró que solo tres motores (de los cuatro) funcionaban. "El piloto estuvo a punto de decir 'no', pero Bout le ofreció 20.000 dólares por volarlo", escribieron. Era una oferta que no podía rechazar.

Un vídeo de Youtube publicado hace unos nueve años muestra el avión volando sobre las líneas eléctricas a lo largo de la antigua carretera de la costa y luego levantando una nube de polvo cuando toca la pista. En el fondo, se puede escuchar a la gente vitoreando mientras el avión se detiene con un chirrido.

"El avión se estremeció en el aire, los motores chisporrotearon, pero el aviador veterano logró convencer al viejo Ilyushin para que aterrizara suavemente en la arena a lo largo de la pista", escribieron Douglas Farah y Stephen Braun en su libro.

Se cree que el vídeo fue filmado a principios de 2000 porque fue alrededor de la época en que el aeródromo de Umm Al Quwain estaba siendo repavimentado con asfalto. El lugar era un lugar popular para practicar paracaidismo en ese momento, pero luego se cerró tras una serie de accidentes.

Los residentes que conducían a lo largo de la costa de Umm Al Quwain no dejaban de admirar el gran avión en la zona arenosa. 

“El avión se había convertido en una atracción turística. Lo extrañaremos mucho”, dijo Ashfaq, un expatriado paquistaní que trabaja en un centro turístico en Umm Al Quwain.

Para los veteranos, el IL-76 era una pieza de nostalgia aeronáutica. No sabían de dónde venía. Era un misterio que se sumó al encanto de la zona desierta. Pero ahora saben adónde se dirige: al montón de chatarra de la historia de la aviación

Después de dos décadas, el avión misterioso de Emiratos se dirige a la chatarra
Comentarios