lunes. 26.02.2024

La primera fase del Centro de Conversión de Residuos en Energía de Warsan, la planta de su tipo más grande y eficiente del mundo, que usa tecnologías avanzadas que no tienen ningún impacto ambiental adverso, fue inaugurada por el príncipe heredero de Dubai y presidente del Consejo Ejecutivo del emirato, el jeque Hamdan bin Mohammed bin Rashid Al Maktoum.

El príncipe declaró que el emirato de Dubai continúa acelerando su transición hacia una economía verde mediante la construcción de una infraestructura de energía limpia de clase mundial.

Bajo la visión del vicepresidente y primer ministro de Emiratos Árabes Unidos (EAU) y gobernante de Dubai, el jeque Mohammed bin Rashid Al Maktoum, de transformar Dubai en una de las ciudades más sostenibles del mundo, el emirato ha ampliado su capacidad para producir energía a partir de fuentes renovables.

“El inicio de las operaciones del centro de Warsan lleva a Dubái un paso más hacia el logro de crear el mejor ecosistema sostenible del mundo. Estamos comprometidos a construir un futuro mejor para las generaciones venideras, garantizando que nuestros ambiciosos programas de desarrollo económico mantienen los más altos estándares de sostenibilidad y preservación del medio ambiente”, dijo Hamdan bin Mohammed, según informó el martes la agencia oficial de noticias de Emiratos, WAM.
"El nuevo Centro de Conversión de Residuos en Energía tiene un sistema de gestión integral y ecológico con puntos de referencia de sostenibilidad global", agregó el príncipe heredero cuando inspeccionó las primeras operaciones del centro, cuya instalación tuvo un coste de 4.000 millones de dirhams y no deja huella ambiental.

Actualmente, la planta tiene en funcionamiento dos de sus cinco líneas, procesando unas 2.300 toneladas diarias de residuos sólidos.

El proceso emplea presión de vapor para crear energía rotacional que alimenta al generador para producir electricidad.

En la actualidad, la instalación genera unos 80 MWh de energía renovable que, cuando se abra la segunda fase, se ampliarán a 220 MWh.

El Centro de Conversión de Residuos en Energía hará contribuciones significativas a la labor de Dubai para mejorar la sostenibilidad ambiental y mitigar el cambio climático mediante la reducción de 2.400 toneladas de emisiones de carbono al año al desviar los desechos de los vertederos. También ayudará a aumentar la proporción de fuentes de energía limpia en la combinación energética de Dubai. La instalación convierte los desechos diarios equivalentes a los generados por tres millones de personas en energía y utiliza agua reciclada para producir el vapor necesario para alimentar la turbina generadora de electricidad del centro.
Al crear una base sólida para un sistema de recolección, gestión y tratamiento de residuos inteligente, sostenible y respetuoso con el medio ambiente, la instalación respalda los objetivos de la Estrategia de Energía Limpia de Dubai para 2050 de obtener el 75% de las necesidades energéticas del emirato a partir de fuentes limpias.

La nueva planta también contribuye a lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y los objetivos de la próxima COP28 de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y el Año de la Sostenibilidad de Emiratos Árabes Unidos (EAU) al minimizar el volumen de residuos sólidos dirigidos a los vertederos, cultivar fuentes alternativas de energía limpia y mejorar el sistema de gestión de residuos en Dubai.

El Centro también busca lograr los objetivos del Plan Maestro de Gestión de Residuos de Dubái 2021-2041 destinado a aplicar las mejores prácticas globales en la gestión integrada de residuos, proporcionando un entorno de trabajo seguro para fomentar inversiones prometedoras, creando nuevas oportunidades competitivas en la gestión de residuos en Dubai, y emprender proyectos a largo plazo que ofrezcan soluciones prácticas a los desafíos ambientales en línea con la agenda de desarrollo económico sostenible de Dubái.

Además, la instalación apoya la Política de Economía Circular 2021-2031, una hoja de ruta integral para hacer realidad la visión del liderazgo de transformar Dubai en un modelo global para las prácticas de economía circular a través de la gestión sostenible y el uso efectivo de los recursos naturales y la adopción de consumo y técnicas y tecnologías de producción.

Además, la nueva instalación busca mejorar la eficiencia del consumo de recursos naturales, reducir los desechos y el estrés ambiental y aumentar el bienestar ambiental.

Una vez finalizadas sus dos fases, el proyecto generará 220 MWh de potencia. De estos, 35 MWh se utilizarán para hacer funcionar la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de Warsan, y 20 MWh se destinarán a alimentar el centro de conversión. El proyecto también utilizará 2.760 metros cúbicos de agua reciclada de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de Warsan, lo que mejorará la sostenibilidad y aumentará la eficiencia en la utilización de los recursos.

La instalación tiene capacidad para acomodar alrededor de 133 camiones de basura por hora, que pueden entregar sus cargas a través de 27 puertas en menos de 15 minutos. A principios de este año, la Municipalidad de Dubai firmó un acuerdo con la Autoridad de Agua y Electricidad de Dubái (DEWA, por sus siglas en inglés) para comprar energía del centro durante 35 años y distribuirla a los usuarios finales.

Dubai inaugura primera fase de planta de conversión de residuos más grande del mundo
Comentarios