martes 25/1/22

Un emiratí nombrado Embajador de la Buena Voluntad por la ONU

El mensaje de Al Kaabi a su pueblo sigue el ejemplo que en su día aportó el Jeque Zayed, fundador de Emiratos Árabes Unidos.
Al Kaabi durante su experiencia como voluntario. (Hamad Al Kaabi)
Al Kaabi durante su experiencia como voluntario. (Hamad Al Kaabi)

Para Hamad Al Kaabi, convertirse en Embajador de la Buena Voluntad por el Consejo Económico y Social de la ONU, fue la culminación de años de trabajo para la Media Luna de Emiratos Árabes Unidos.

Al Kaabi trabajó como fotógrafo y voluntario con la organización durante cinco años, una experiencia que encontró muy gratificante, según publica el diario The National.

“Espero que este título honorífico enseñe a otros jóvenes, cuando ven a alguien de su edad que ha sido capaz de obtener el título de embajador. Quiero que les motive y que se sientan capaces”, señaló.

Nada es imposible para los jóvenes de Emiratos Árabes Unidos”, continuó.

También esperaba que su premio le permitiría aumentar la conciencia de las crisis en la región. Su trabajo con la Media Luna le ha puesto en situaciones peligrosas, incluyendo una experiencia en Gaza durante el ataque israelí el año pasado.

“Estábamos bajo el bombardeo en el momento del conflicto, justo bajo el bombardeo”, explicó. “Sin embargo, nuestro equipo continuó la construcción de un hospital que estaba llevando a cabo. Tomé las fotos de las crisis humanitarias a través de la guerra”.

También recordó estar en Sudán durante la inundaciones de 2013."

"NADA ES IMPOSIBLE PARA LOS JÓVENES DE EMIRATOS ÁRABES UNIDOS

“Estábamos viajando desde Jartum a Kassala, un pueblo que fue perjudicado en gran medida por las inundaciones del valle, sus casas fueron destruidas”, apuntó. “Cuando llegamos allí, nos dieron las fotos que mostraban que Emiratos Árabes Unidos había llegado a estas áreas a la que otros no pudieron”.

El reconocimiento de su trabajo por la ONU fue una gran sorpresa, dijo Kaabi. “Yo soñaba con ello, pero no me lo esperaba, la verdad”.

“Los recuerdos pasaron por mi mente y vi cuando estaba en situaciones difíciles y cómo iba corriendo a publicar imágenes de todo tipo, triste y feliz”, aseguró. “Sentí que cosechaba lo que había sembrado”

El mensaje de Al Kaabi a su pueblo sigue el ejemplo que en su día aportó el Jeque Zayed, fundador de Emiratos Árabes Unidos.  

Un emiratí nombrado Embajador de la Buena Voluntad por la ONU
Comentarios