sábado. 02.03.2024

La empresa Beeah, con sede en Sharjah, ha firmado un acuerdo de desarrollo conjunto (JDA) para instalar la primera planta de conversión de residuos en hidrógeno a escala comercial del mundo en Emiratos Árabes Unidos.

El acuerdo fue firmado en el Pabellón de Emiratos Árabes en la Cop28 de Dubai, por el director ejecutivo de Beeah Group, Khaled Al Huraimel, el director ejecutivo y cofundador de Chinook Hydrogen, Rifat Chalabi y el presidente y director ejecutivo de Air Water Gas Solutions, Ishmael Chalabi.

La alianza se basará en el éxito de la planta de demostración de hidrógeno a partir de residuos, que ha logrado importantes avances al demostrar una solución atractiva y con emisiones de carbono negativas para producir hidrógeno verde a partir de residuos. La planta de demostración transformará diversos desechos de base orgánica, incluidos los desechos sólidos municipales (RSU), los plásticos no reciclables y los desechos de madera, en hidrógeno súper verde que está conectado a una unidad de celda de combustible Toyota que genera energía a partir del hidrógeno producido, similar a la pila de combustible instalada en vehículos de hidrógeno como el Toyota Mirai.

“Creemos que lograr cero residuos en los vertederos va de la mano con lograr cero emisiones netas. Con el lanzamiento de esta planta de demostración de conversión de residuos en hidrógeno, hemos logrado una solución que permite abordar el desafío de los residuos y las emisiones de carbono. También se puede ampliar y replicar en países de todo el mundo, y juntos comenzaremos ahora con una planta a escala comercial en Sharjah”, manifestó Al Huraimel.

La planta de demostración se beneficia de la tecnología de pirólisis RODECS de Chinook Hydrogen, desarrollada y optimizada durante 23 años con 18 unidades de gasificación instaladas en todo el mundo. La tecnología está fuertemente patentada y utiliza "hidropirolisis activa" para procesar una amplia gama de desechos orgánicos posconsumo en lotes.

El sistema RODECS de Chinook Hydrogen es el único en el mundo que procesa residuos con bajo contenido energético para producir gas de síntesis con concentraciones de hidrógeno de alrededor del 50% vol. En este sistema, el gas de síntesis rico en hidrógeno se procesa adicionalmente mediante tecnología avanzada de refinamiento de hidrógeno desarrollada por Air Water para producir hidrógeno de alta pureza con grado de celda de combustible para uso en transporte, aplicaciones industriales y de química fina. La planta también puede capturar y almacenar dióxido de carbono del gas de síntesis, haciendo que el proceso sea negativo en carbono.

Alineándose con la Ruta Net-Zero para 2050 de EAU, Beeah ha logrado avances significativos en el aumento de las tasas de desvío de residuos de vertederos y contribuyendo a las emisiones netas cero. Su complejo de gestión integrada comprende 12 instalaciones, que procesan casi todo tipo de residuos domésticos, comerciales e industriales, para producir materiales reciclables, combustibles y materias primas alternativos, lo que permite aumentar constantemente las tasas de desvío de residuos de vertederos y las contribuciones a la economía circular.

En mayo de 2022, Beeah inauguró la planta de conversión de residuos en energía de Sharjah, el primer proyecto de la empresa conjunta de Beeah con el líder mundial en energías renovables Masdar, que impulsó aún más el desvío de residuos de vertederos a un nuevo récord regional del 90% y desplazó 450.000 toneladas de CO2 en un año. La incorporación de la planta de conversión de residuos en hidrógeno sería otro hito importante para Beeah en su lucha por desviar totalmente los residuos de los vertederos en Sharjah.

Además de la descarbonización de la industria del transporte y la reducción de las emisiones en el sector de la gestión de residuos, la planta de conversión de residuos en hidrógeno prevista en Sharjah también está estratégicamente alineada con la Estrategia Nacional de Hidrógeno de EAU para 2050, que establece el objetivo de producir 1,4 millones de toneladas de hidrógeno por año para 2031 y apunta a establecer a la nación como uno de los principales centros de hidrógeno del mundo.

El emirato de Sharjah desarrollará la primera planta de hidrógeno súper verde del mundo
Comentarios