viernes. 21.06.2024

Emiratos Árabes Unidos ha pedido que se adopte un enfoque integral que aborde las diferentes amenazas en la región.

Asimismo, el Ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional de Emiratos Árabes Unidos condenó este viernes el suministro de armas de Irán a los rebeldes en Yemen y los esfuerzos de la República Islámica para socavar al mediador de la ONU.

Según informa la agencia de noticias oficial de Emiratos, WAM, el jeque Abdullah bin Zayed manifestó en la Asamblea General de la ONU que se había desarrollado una situación "cada vez más peligrosa" a través de un nivel sin precedentes de la agresión iraní en la región. "El primer desafío es la interferencia extranjera en los asuntos de la región y el mundo árabe", dijo el jeque Abdullah. "Ciertos países, particularmente Irán, son propensos a atacar la seguridad de la región, difundiendo el caos, la violencia y el sectarismo". Incidió que en su alianza con los rebeldes hutíes, Irán participó en algunas de las peores características del conflicto, como la expansión de las minas terrestres y el reclutamiento de niños soldados. Su "interferencia nefasta" en Yemen y los ataques hutíes a Arabia Saudita con misiles balísticos suministrados por Irán no dejaron a EAU otra opción que unirse a la Coalición Árabe".

"No podemos permitirnos seguir siendo simples espectadores cuando estas amenazas llegaron a Yemen y a Arabia Saudita", dijo el jeque Abdullah. "Arabia Saudita está amenazada por los misiles iraníes a través de los hutíes en Yemen que son intransigentes con todas las iniciativas de paz propuestas, como lo demuestra su ausencia este mes de las conversaciones en Ginebra".

El ministro emiratí añadió que las fuerzas de Yemen dirigidas por Emiratos Árabes Unidos estaban participando en una ofensiva para liberar la ciudad occidental y el puerto de Hodeidah de los hutíes, y que esta misión sería clave para cambiar la cara del conflicto. "Logrará un cambio estratégico que mejorará las perspectivas de alcanzar una solución política".

Además, el jeque Abdullah dijo que la propagación del extremismo fue promovida por ciertos estados. "Hemos presenciado grandes cambios en el orden internacional, incluido el aumento de grupos terroristas armados que se basan en ideologías extremistas y tienen como objetivo desestabilizar a los países", dijo. “La situación se está volviendo cada vez más peligrosa a medida que los países proporcionan plataformas de medios para el discurso del odio". "Lo que es aún más peligroso es el apoyo que los estados deshonestos brindan a estos grupos". Incidió en que el boicot a Qatar por parte de sus vecinos era "vital y decisivo".

Durante la reunión de la ONU de una semana, el ministro emiratí se reunió con funcionarios estadounidenses y otros donde trató sobre la agresión iraní, la crisis humanitaria en Yemen y la confusión sobre el plan de la Casa Blanca para el Estado palestino y los planes para MESA, la "OTAN Árabe".

EAU pide un enfoque integral para abordar las diferentes amenazas regionales