miércoles. 19.06.2024

El ministro de Estado para Asuntos Exteriores de EAU, Anwar Gargash, informó este domingo a los miembros del cuerpo diplomático internacional con base en Abu Dhabi sobre la operación de la Coalición Árabe para liberar Hodeidah de los rebeldes hutíes.

Al comentar sobre los últimos acontecimientos políticos, militares y humanitarios, Gargash señaló que las fuerzas de la Coalición se movían intencionalmente de forma deliberada y responsable para proteger a los civiles y garantizar el flujo de asistencia humanitaria.

"Esta operación está intencionalmente calibrada para ayudar al Enviado Especial de la ONU, Martin Griffiths, en su difícil tarea de persuadir a los hutíes de facilitar el traspaso pacífico e incondicional de Hodeidah al Gobierno legítimo yemení", explicó Gargash. "La operación militar y humanitaria se produce después de tres años de estancamiento en el que el Enviado Especial anterior no pudo sentar a los hutíes en la mesa de negociaciones. Creemos que Hodeidah será un punto de inflexión, ya que mientras los rebeldes controlen el puerto, seguirá impidiendo el proceso político".

Según informa la agencia oficial de noticias de Emiratos, WAM, Gargash hizo hincapié en que se están tomando medidas extraordinarias para garantizar que se minimice el impacto civil cuando se trata de un enemigo que está colocando francotiradores dentro de las aldeas y ha utilizado indiscriminadamente minas en su violenta campaña para mantener el poder.

El puerto de Hodeidah continúa funcionando con normalidad y varios barcos están actualmente descargando bienes y suministros. Al mismo tiempo, Emiratos Árabes Unidos prepara cuidadosamente un aumento en la respuesta humanitaria para las poblaciones potencialmente afectadas. Diez barcos llenos de comida y suministros médicos ya están cerca o en camino a Hodeidah y los convoyes se dirigen hacia el norte desde Adén para entregar suministros. El camino de Hodeidah a Saná se deja intencionalmente abierto como un corredor para la evacuación segura de la milicia hutí.

La población civil de Hodeidah considera a los rebeldes hutíes como una fuerza de ocupación y quieren ser liberados, enfatizó Gargash. "No quieren ser gobernados por extremistas religiosos respaldados por Irán. Quieren ser libres. La gente de Hodeidah y la Coalición tienen la intención de liberar la ciudad porque acortará la guerra", añadió.

Asimismo, Gargash subrayó los principales intereses estratégicos de seguridad de EAU y la comunidad internacional en Yemen, que incluyen contrarrestar la influencia iraní en el Golfo Arábigo, poner fin a la amenaza inaceptable de los misiles balísticos suministrados por Irán, derrotar a Al Qaeda en la Península Arábiga y proteger las rutas de comercio marítimas.

En ese contexto, Gargash reafirmó el compromiso de Emiratos Árabes Unidos con un acuerdo político global basado en un diálogo yemení, supervisado por las Naciones Unidas de conformidad con todas las resoluciones pertinentes con el apoyo de Emiratos Árabes Unidos. Reiteró que EAU no tienen ningún interés en interferir en el resultado político de este proceso, que debe ser decidido por los yemeníes y para los yemeníes.

EAU informa a los embajadores internacionales sobre la operación para liberar a Hodeida