domingo. 14.07.2024

Emiratos Árabes Unidos (EAU) anunció este lunes que asigna 70 millones de dólares a las agencias humanitarias de Naciones Unidas en Sudán, cifra que representa el 70% de los 100 millones que el país árabe prometió el pasado abril en la Conferencia Humanitaria Internacional sobre Sudán de París.

El Ministerio de Exteriores emiratí detalló en una nota publicada por la agencia estatal de noticias, WAM, que esta ayuda va dirigida a la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios, el Programa Mundial de Alimentos, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, la Organización para la Agricultura y la Alimentación y la Organización Mundial de la Salud.

El objetivo es lograr "un enfoque integral para abordar la crisis humanitaria y reducir el agravamiento de la hambruna en Sudán, proporcionando todo tipo de asistencia, especialmente alimentos, y asistencia sanitaria", además de "ofrecer medios de vida y refugio en situaciones de emergencia".

La ministra de Estado para la Cooperación Internacional, Reem bint Ibrahim al Hashemi, dijo que "la ayuda de Emiratos a Sudán (...) refleja el gran interés que EAU otorga a los desafíos humanitarios y su compromiso de continuar extendiendo una mano amiga y apoyo humanitario" al país africano.

Al Hashemi apuntó que con esta asignación brindarán ayuda a Al Fasher, una de las regiones más castigadas por los enfrentamientos entre el Ejército sudanés y el grupo paramilitar Fuerzas de Apoyo Rápido (FAR), y otras áreas de Sudán en cooperación con el Programa Mundial de Alimentos.

Al Hashimy, reiteró la posición constante de EAU de pedir un alto el fuego inmediato y permanente, la necesidad de alcanzar una solución pacífica a la crisis y volver al proceso político. Además, solicitó esfuerzos conjuntos y colaboración para poner fin al conflicto, mejorar la seguridad y la estabilidad de Sudán, evitar más pérdidas de vidas y establecer un consenso nacional para formar un gobierno donde los civiles lideren y participen.

Con esta donación, Emiratos cumple parte de la cuantía comprometida en la conferencia de París a mediados de abril.

La guerra en Sudán estalló el 15 de abril 2023 por las tensiones sobre la reforma del Ejército y la integración de los paramilitares en la institución castrense, en medio un proceso político para encauzar de nuevo al país en la senda democrática tras la asonada de 2021.

Desde entonces, el conflicto se ha saldado al menos con 30.000 muertos, según el Sindicato de Médicos sudanés, y ha provocado el desplazamiento interno y externo de más de diez millones de personas.

Emiratos asigna 70 millones de dólares a las agencias de la ONU que operan en Sudán