miércoles. 17.07.2024

El Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación Internacional de EAU ha reiterado que la nave civil (Swift), que fue blanco de las milicias hutíes en la costa de Moca, al suroeste de Yemen, transportaba asistencia, heridos yemeníes y pasajeros civiles.

En un comunicado emitido este miércoles por la agencia de noticias WAM, el Ministerio declaró que el barco atacado estaba desarmado, no tiene ninguna protección militar y que navegaba por el estrecho de Bab al Mandeb como cualquier otro buque civil o comercial y lleva a cabo viajes de rutina a Adén desde hace un año y todos los miembros de la tripulación son civiles.

El comunicado añadió que la nave civil es propiedad de la UAE National Marine Dredging Company y no tiene ninguna capacidad militar, un hecho que confirma la incapacidad del vaso para contrarrestar el ataque que sufrió durante una travesía marítima internacional regido por las normas que garantizan la libertad de navegación en aguas internacionales.

El Ministerio llegó a afirmar que el ataque a la nave civil tendrá graves repercusiones en la libertad de navegación si las milicias hutíes-Saleh continúan realizando tácticas de piratería marítima y ataques contra buques civiles dedicados al transporte de ayuda y heridos.

La declaración del ministerio reveló que la tripulación de la nave consta de 24 civiles de seis nacionalidades: 10 indios, siete ucranianos, cuatro egipcios, tres jordanos, uno de Filipinas y un lituano. Los heridos por el ataque atroz están recibiendo tratamiento médico en EAU.

''En más de un año de funcionamiento con viajes de rutina a Adén, la nave civil ha llevado miles de toneladas de ayuda humanitaria y trasladó a más de 1.000 heridos, además de equipos de gran tamaño para los sectores de agua y electricidad", explicó el comunicado.

La Autoridad destacó que las milicias hutíes-Saleh saben muy bien que la nave civil se dedica a ayuda humanitaria y no está involucrada en misiones militares en Yemen.

"Mientras que el Enviado Especial del Secretario General de las Naciones Unidas para el Yemen está trabajando para lanzar una nueva ronda de negociaciones y la reiteración de la Coalición Árabe que una solución pacífica es su mejor opción, las milicias hutíes-Saleh están trabajando para socavar los esfuerzos de paz. Esto afirma que la paz no es una opción para los hutíes y Saleh".

"Los rebeldes no seguir adelante con sus intentos de socavar los esfuerzos internacionales de paz".

El ministerio insta a la comunidad internacional a condenar estas prácticas peligrosas que violan las leyes y las cartas internacionales.

Emiratos Árabes reitera que la nave atacada por los hutíes llevaba ayuda humanitaria