jueves. 13.06.2024

La demora de los rebeldes hutíes de Yemen en asistir a las negociaciones mediadas por la ONU muestra su falta de seriedad para encontrar una solución política a la guerra del país, manifestó este viernes el ministro de Estado de Asuntos Exteriores de Emiratos Árabes Unidos, Anwar Gargash.

Se suponía que las conversaciones en Ginebra se realizarían el jueves, pero los representantes de los rebeldes aún debían abandonar Yemen este viernes luego de plantear una serie de dificultades de último minuto. El equipo de negociación del Gobierno llegó a la ciudad suiza el miércoles y sostuvo varias reuniones con el enviado especial de la ONU para Yemen, Martin Griffiths.

"Cuando los hutíes sienten que están bajo presión política y militar, establecen las condiciones para transportar a cientos de combatientes heridos al extranjero en vísperas de las consultas, esto muestra lo poco comprometidos que están", escribió Gargash en Twitter. Por otro lado, manifestó que el Gobierno había mostrado una "actitud positiva hacia la solución política".

Los hutíes primero alegaron que no habían recibido autorización para salir de Saná, la capital yemení que se incautaron en 2014, después exigieron que los combatientes rebeldes heridos sean transportados a Omán para recibir tratamiento y una garantía de que la delegación podrá regresar a Yemen. La Coalición Militar dirigida por Arabia Saudita que apoya al presidente Abdrabu Mansur Hadi controla el espacio aéreo de Yemen después de intervenir en la guerra civil en 2015.

El Ministro de Relaciones Exteriores yemení Khaled Al Yamani desestimó las demandas hutíes alegando que eran "excusas". "Llegamos a Ginebra ... listos y dispuestos a profundizar en las conversaciones", declaró Al Yamani al canal Sky News de Abu Dhabi.

El hecho de que los hutíes no llegaran a tiempo fue "un intento de encubrir algo crítico, y es que los insurgentes están discutiendo sobre quién de ellos los representará en Ginebra", añadió el ministro.

Fuentes diplomáticas en Ginebra dijeron al diario The National este viernes que todas las partes estaban trabajando para lograr que la delegación hutí viajara a Ginebra.

Una fuente cercana a la delegación yemení detalló que los representantes del Gobierno se quedarán en Ginebra hasta el domingo. "Confiamos en un resultado positivo y estamos aquí para garantizar que se mantenga una solución pacífica", dijo la fuente.

La delegación del Gobierno emitió una declaración que responsabiliza a los rebeldes de sabotear las consultas. "Estamos afirmando nuestro compromiso de encontrar la oportunidad de aliviar el sufrimiento del pueblo yemení, poner fin a la pobreza, el hambre y liberar a los detenidos", dijo. "Los hutíes han tenido muchas oportunidades de mantener la paz, especialmente en Ginebra y en Kuwait".

Las conversaciones en Kuwait en 2016 finalizaron después de 108 días sin un acuerdo sobre el poder compartido. Mientras tanto, Griffiths continuó este viernes las consultas con la delegación gubernamental.

"Desde ayer ha estado discutiendo con ellos medidas de fomento de la confianza, incluido el tema de los prisioneros, el acceso humanitario, la reapertura del aeropuerto de Saná, además de asuntos económicos",manifestó la oficina del enviado de la ONU.

EAU asegura que los hutíes "no están comprometidos" con la paz