domingo. 14.07.2024

Los atascos de tráfico y los altos precios de la vivienda son los principales temas que los emiratíes en Umm Suqeim desean sean estudiados con prioridad por el nuevo Consejo Nacional Federal (FNC) que se votará el próximo 3 de octubre.

Maitha Al Suwaidi, una emiratí de 33 años, en manifestaciones al diario The National declaró que la congestión de las carreteras por las mañanas necesita una atención urgente y espera de los candidatos al Consejo en su emirato hagan de ello una prioridad.

"Algo tiene que cambiar, tal vez el horario de entrada en las escuelas para no perder tanto tiempo en los atascos de tráfico, cuando salgo del trabajo para regresar a casa también están todos los accesos congestionados", añadió Al Suwaidi para quien las tasas del peaje Salik eran prácticamente inútiles.

"El Salik se implantó para que el tráfico fuera mejor en Sheikh Zayed Road, pero realmente no hay ninguna diferencia", dijo la joven.

 Ghada Al Khalsan, de 30 años, también ha querido exponer su problema: "Salgo de mi casa todos los días con mis hijos que los dejo en la escuela y luego me dirijo a trabajar, el problema no es sólo el tráfico congestionado es la manera de conducir grosera e inmoral. Es necesario que haya un mayor control sobre este tama".

La joven madre también está preocupada por los precios en los restaurantes. "Una lata de refresco en un restaurante puede costar hasta 14 dirhams, cuando en realidad cuesta un dirnam y medio".

Mohammed Salam, de 32 años un emiratí de Dubai le gustaría que el Consejo abordara una disminución en el costo de vida. "Espero ver descender todos los precios en general. A pesar de que las escuelas son gratis para los emiratíes, hay muchos más gastos, las familias tenemos muchos compromisos financieros. No se debe asumir que sólo porque una persona es un ciudadano de Emiratos debe ser muy rico. Los emiratíes, como todos los ciudadanos, tienen compromisos y deben trabajar para ganarse la vida".

Sultán Mohammed, de 42 años, declaró que una vez que el nuevo FNC se forme después de las elecciones del próximo mes, los precios inmobiliarios deben encabezar su agenda.

"Gracias a Dios, soy dueño de mi casa y me siento cómodo, pero hay muchos ciudadanos que luchan para comprar o alquilar una propiedad, el precio de los inmuebles suben pero los salarios siguen siendo los mismos", añadió Mohammed.

El tráfico y el coste de la vida, lo que más preocupa en Dubai