domingo. 14.07.2024

El calentamiento global y el cambio climático en el mundo, ha puesto en alerta a la biodiversidad, en el mar hay especies que ya se encuentran en peligro de extinción y las acciones para evitarlo parecen ser insuficientes.  

Siendo el mar, el nexo común que une nuestros territorios, abordar esta problemática se tiene que hacer de manera global, con el soporte de entidades con responsabilidad medioambiental y presencial internacional.  

En una entrevista reciente, la directora de Ethic Ocean, Elisabeth Vallet, explicó una de las campañas que pone en marcha la firma hotelera sostenible Relais & Châteaux para proteger la biodiversidad acuática. Esta iniciativa, en colaboración con Ethic Ocean, resalta la amenaza continua a la que se enfrentan los ecosistemas marinos, poniendo un énfasis especial en la crítica situación de la anguila europea.

Desde 2009, los miembros de Relais & Châteaux han demostrado su compromiso con la preservación de los recursos marinos. Este compromiso se formalizó con la firma de la carta Ethic Ocean y la presentación del Manifiesto en la UNESCO en 2014, el cual incluye 20 compromisos destinados a conservar la biodiversidad marina y fomentar prácticas sostenibles. La campaña actual, #anguilanogracias, busca salvar a la anguila europea, una especie que se enfrenta a un peligro crítico de extinción.

El Declive de la Anguila Europea

Vallet explicó que la población de anguilas ha sufrido una drástica disminución desde la década de 1970. Anteriormente abundante en arroyos, ríos y lagos europeos, la anguila ha visto reducida su población debido a una combinación de factores como la pesca excesiva, la destrucción del hábitat, la contaminación y el cambio climático. A pesar de su situación alarmante, la pesca de la anguila sigue permitida, lo que exacerba su declive.

Uno de los principales problemas destacados por Vallet es la pesca ilegal, especialmente de esta especie, que se exporta a precios exorbitantes al mercado asiático. Este comercio ilegal ha contribuido significativamente a la disminución de la población de anguilas, con Europol estimando que cada año se exportan ilegalmente 100 toneladas de anguilas desde Europa.

A pesar de las adversidades, la anguila es un símbolo de adaptación y resistencia. Capaz de vivir en diversos ambientes y soportar condiciones extremas, la anguila se enfrenta a una severa prueba debido a las actividades humanas. Su ciclo vital y su capacidad de migración están siendo gravemente afectados por factores antropogénicos.

Acciones Necesarias y el Poder del Consumidor

Vallet subrayó que los consumidores tienen un papel crucial en la protección de la anguila al optar por no consumir especies en peligro. A pesar de las recomendaciones científicas y campañas como #anguilanogracias, los ministros europeos han decidido mantener la pesca de anguilas, lo que resalta la necesidad de una mayor movilización y conciencia pública.

La entrevista concluyó con un llamado a la acción: tanto chefs como consumidores deben tomar decisiones informadas para proteger la biodiversidad marina y asegurar un futuro sostenible para especies como la anguila europea. Relais & Châteaux y Ethic Ocean continúan su labor, exhortando a todos a unirse en la lucha por la preservación de los ecosistemas acuáticos.

"Adiós a la Anguila: Restaurantes en el mundo eliminan este manjar en peligro"