jueves 2/12/21

Austria vuelve a confinar a toda su población a partir de este lunes y durante al menos 20 días para frenar la escalada de casos de Covid-19. El cuarto confinamiento austriaco desde que comenzó la pandemia supone el cierre de restaurantes, la cultura, los eventos y los comercios excepto los de bienes esenciales. Los colegios y guarderías permanecerán abiertos.

Además el Gobierno austriaco anunció este viernes que a partir de febrero de 2022 todos los residentes del país tendrán la obligación de vacunarse contra Covid-19, convirtiéndose en la primera nación europea en aprobar esta medida para aumentar la tasa de vacunación.

"Hemos adoptado una decisión muy difícil, nos vemos obligados a adoptar una vacunación obligatoria a partir de febrero de 2022", dijo el canciller federal, Alexander Schallenberg, en una rueda de prensa. "A pesar de los meses de persuasión, no hemos conseguido convencer a suficientes personas para que se vacunen", dijo, lamentando la actual sobrecarga de las unidades de cuidados intensivos.

Desde el pasado lunes rige un confinamiento para los ciudadanos sin un certificado de vacunación o de curación. Ahora, toda la población de 8,9 millones de personas se ve afectada por la medida en este país con una tasa de vacunación del 66%, ligeramente inferior a la media europea, a pesar de la introducción de un pase sanitario en primavera.

El jueves, el Ministerio de Sanidad informó un nuevo máximo absoluto de contagios: 15.145 nuevos casos y 55 muertos en las últimas 24 horas, lo que eleva a 11,903 las muertes causadas por la pandemia hasta ahora en este país de 8,9 millones de habitantes.

República Checa aplica mano dura a los no vacunados

Debido al agresivo avance de la pandemia los checos no podrán ingresar a bares y restaurantes o asistir a eventos multitudinarios con el resultado negativo de una prueba PCR.

Solo será aceptado el certificado de vacunación. El Gobierno espera motivar al casi 40 % de la población que falta por inmunizar contra Covid. Al hacerse pública la medida, cientos de personas salieron a las calles para mostrar su rechazo.

La propagación del coronavirus se ha disparado en la República Checa al registrarse en las últimas 24 horas 22 479 nuevos contagios, la cifra más alta de casos diarios contabilizada desde el primer brote de la pandemia en marzo de 2020.

En los hospitales del país centroeuropeo, de 10,7 millones de habitantes, hay actualmente 4.500 pacientes de Covid, un nivel de ocupación de camas que no se veía desde abril de este año.

Eslovaquia decreta cierres

Eslovaquia, por su parte, ha decidido cerrar hoteles. bares y restaurantes en casi la mitad del país. Además es obligatorio el uso de mascarillas en interiores como en exteriores. También limitará a partir del lunes el movimiento de los no vacunados -que no podrán entrar en restaurantes, tiendas de bienes no esenciales, centros comerciales y asistir a eventos deportivos y de ocio- siguiendo el modelo de Austria y República Checa.

Las autoridades han registrado un número récord de contagios en los últimos días, superando los 8.000 el martes, y los médicos han alertado de que quedan pocas camas ucis disponibles.

Eslovaquia tiene la tercera tasa de vacunación más baja de la Unión Europea, con el 45 % de la población con la pauta completa, y muchos hospitales eslovacos están al límite de su capacidad por la última oleada de la pandemia.

Hungría apuesta por ampliar su campaña

A diferencia de Eslovaquia, Hungría no impuso nuevas restricciones, pero el Gobierno ha organizado un operativo exprés de vacunación para la próxima semana.

Esto significa que cualquier persona puede solicitar la vacuna en cualquier punto de vacunación de lunes a domingo sin necesidad de pedir cita.

La vacunación será obligatoria para los 'esenciales' en Alemania

Y el Gobierno alemán anunció este jueves que adoptará nuevas medidas, mientras los estados federales han decidido que la vacunación será obligatoria para los trabajadores sanitarios y de residencias.

Alemania aumentará la presión sobre los no vacunados en el repunte agresivo de Covid y obligará a inmunizarse a los profesionales de los sectores sensibles, en medio del relevo en el poder entre la canciller saliente Angela Merkel y su probable sucesor, Olaf Scholz.

"Estamos en una situación muy seria", afirmó Merkel, ante el aumento exponencial de infecciones y tras advertir de que todo ello no sería preciso "si la laguna de vacunaciones no fuera tan grande", en alusión a la baja tasa de ciudadanos inmunizados -un 67,7 % tiene la pauta completa-.

Los "Länder" reclaman medidas "drásticas", afirmó el primer ministro de Renania del Norte-Westfalia, Hendrik Wüst, tras la reunión de los líderes regionales con Merkel y Scholz. Entre ellas, la vacunación obligatoria para profesionales que estén en contacto con personas vulnerables -sean enfermos o ancianos-

Hasta ahora, el Ejecutivo de Merkel había mantenido que la vacuna sería voluntaria. Deberá ahora elaborar un proyecto de ley para que pueda implantarse esta medida, lo que se espera ocurra antes de diciembre.

Austria, primer país de la Unión Europea en volver a imponer un confinamiento
Comentarios