domingo. 02.10.2022

Un dron ataca a personas de forma totalmente autónoma por primera vez, según la ONU

El despliegue de drones kamikaze tipo Kargu-2 viola la resolución del Consejo de Seguridad
En la imagen de EFE, un bombardeo en Libia.
En la imagen de EFE, un bombardeo en Libia.

Fuerzas del Ejército Nacional Libio, encabezado por Khalifa Haftar, y sus convoyes logísticos sufrieron ataques de drones militares y sistemas de armas autónomas letales como el turco STM Kargu-2, que los "cazaban" y atacaban aparentemente sin control humano alguno, denunció el informe del Panel de Expertos de la ONU sobre Libia del 8 de marzo.

"Los sistemas de armas autónomas letales estaban programados para atacar objetivos sin requerir la conectividad de datos entre el operador y la munición: en efecto, una verdadera capacidad de 'disparar, olvidar y encontrar'", reportó el organismo internacional.

"Los vehículos aéreos de combate no tripulados y la pequeña capacidad de inteligencia, vigilancia y reconocimiento de los drones con la que cuentan las fuerzas de Haftar fueron neutralizados mediante la interferencia electrónica con el uso del sistema de guerra electrónica Koral", detalló el informe.

No quedó claro si las ofensivas con drones dejaron víctimas entre los combatientes libios y la población civil y tampoco se precisó si hubo algún grado de manipulación por parte de los controladores de vuelo durante aquellas operaciones, pero tal y como describieron los hechos, podría tratarse del primer ataque de drones militares contra los humanos que se llevó a cabo de forma completamente autónoma.

El despliegue de drones kamikaze tipo Kargu-2 viola la resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas de 2011, que prohíbe a todos sus Estados miembros involucrarse en "el suministro, la venta o la transferencia, en forma directa o indirecta" de armamentos a Libia.

En abril del año pasado, el Ejército Nacional Libio, según sus estimaciones, controlaba más del 97,2 % del territorio del país, donde se concentra el 60 % de la población. Mientras, el Gobierno de Al Sarraj ejercía poderes sobre aproximadamente un 2,8 % del territorio y un 40 % de la población.

Además de estas dos administraciones en constante rivalidad, en Libia operaban distintas milicias que ejercían control en ciertos territorios y tenían alianzas con tribus locales.

Un dron ataca a personas de forma totalmente autónoma por primera vez, según la ONU
Comentarios