domingo. 07.08.2022

Las ejecuciones en Irán registran un "aumento alarmante" en 2021

El informe revela un cambio importante en la tendencia de disminución de la pena de muerte relacionada con las drogas
El ahorcamiento es uno de los métodos usados por la justicia iraní para cumplir las ejecuciones judiciales.
El ahorcamiento es uno de los métodos usados por la justicia iraní para cumplir las ejecuciones judiciales.

Las ejecuciones en Irán aumentaron un 25 por ciento en 2021, reveló este jueves un informe de dos ONG líderes, en el que expresaron su alarma por la aplicación de la pena de muerte por delitos de drogas y también por el ahorcamiento de al menos 17 mujeres.

La tasa de ejecuciones en Irán también se aceleró después de la elección en junio del exjefe judicial de línea dura Ebrahim Raisi a la presidencia, según el informe de Iran Human Rights (IHR), con sede en Noruega, y Together Against the Death Penalty (ECPM) de Francia.

La República Islámica ejecuta a más personas anualmente que cualquier otra nación que no sea China.

Al menos 333 personas fueron ejecutadas en 2021, un aumento del 25 por ciento en comparación con las 267 de 2020, según el informe, basado en medios oficiales pero también en fuentes internas de Irán. Esto marcó un cambio importante en la tendencia de disminución de las ejecuciones relacionadas con las drogas. Más del 80 por ciento de las ejecuciones no se anunciaron oficialmente, incluidas todas aquellas por delitos relacionados con las drogas. El informe “revela un aumento en el número de ejecuciones, una subida alarmante en la implementación de sentencias de muerte por delitos de drogas y una continua falta de transparencia”, dijeron las ONG. Mientras tanto, al menos 126 ejecuciones fueron por cargos relacionados con las drogas, cinco veces más que la cifra de 25 de 2020.

El director del IHR, Mahmood Amiry-Moghaddam, expresó su preocupación porque hubo “menos escrutinio” sobre el historial de derechos de Irán, ya que las potencias se centraron en llevar las negociaciones nucleares a una conclusión positiva. “No habrá un (acuerdo) sostenible... a menos que la situación de los derechos humanos en general y la pena de muerte en particular sean partes centrales de las negociaciones”, dijo.

El informe dice que al menos 17 mujeres fueron ejecutadas en 2021, en comparación con 9 en 2020 y también expresó su preocupación porque la ejecución de minorías étnicas también siguió en aumento en 2021.

Ha habido una creciente preocupación por el número de mujeres ejecutadas acusadas de asesinar a un esposo o a un pariente que los activistas creen que pueden haber sido víctimas de abuso.

Los presos de la minoría baluch representaron el 21 por ciento de todas las ejecuciones en 2021, aunque solo representan entre el 2 y el 6 por ciento de la población de Irán, dijo. “Estamos alarmados por el número desproporcionado de ejecuciones de minorías étnicas, como se evidencia en este informe”, dijo el director de ECPM, Raphael Chenuil-Hazan.

La mayoría de los presos ejecutados por cargos relacionados con la seguridad pertenecían a las minorías étnicas árabe, baluch y kurda. En un avance positivo, el informe decía que no hubo ejecuciones públicas en Irán en 2021 por primera vez en una década, pero expresó su preocupación de que pudieran comenzar de nuevo. “Una sociedad expuesta rutinariamente a tal violencia organizada ha aceptado la pena de muerte como una solución legal y, en consecuencia, se ha convertido en una herramienta de represión en manos del gobierno”, dijo el director de cine iraní Mohammad Rasoulof, cuyas películas sobre el impacto de la muerte pena en Irán han ganado premios internacionales.

Las ejecuciones en Irán registran un "aumento alarmante" en 2021
Comentarios